Publicado por DV & archivado en Burgos, Huelga General, Represión, Textos.

Desde hace ya algunos años la Policí­a Local de Burgos cuenta entre sus efectivos con varios perros que conforman la Unidad Canina cuyo objetivo inicial, según se ha publicado en diversos medios locales, ha sido la vigilancia del menudeo de droga. Sin embargo, desde la pasada convocatoria de huelga general del 29 de marzo, en la que estos animales fueron azuzados contra los manifestantes, se está constatando su utilización en tareas represivas que nos llevan a un escenario de consecuencias impredecibles.  Una carta abierta dirigida a los integrantes de esta unidad canina o un poco más del perro que te mordió.

jugkc

Estimados perros de la Policí­a Local de Burgos:

Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del ser humano, y estas lí­neas que os dirijo en primera persona no lo ponen en cuestión. Desde el más lejano paleolí­tico humanos y perros hemos compartido nuestra existencia en una simbiosis que ha terminado por haceros participes de nuestra civilización. Un proceso de domesticación que os ha hecho un elemento cotidiano de nuestras vidas. Milenios de convivencia han terminado por humanizaros llenándoos de los vicios y virtudes que los humanos albergamos como especie.

Lástima que ese proceso no haya sido reciproco y que más bien poco o nada se nos haya pegado a nosotros de vuestra animalidad, de vuestra nobleza innata o  de vuestra fidelidad a toda costa. Si así­ hubiese sido, a nosotros que nos otorgamos el tí­tulo de Homo Sapiens, que nos consideramos la especie más desarrollada del proceso evolutivo,  quizás otro  gallo nos cantarí­a. ¡Ay, si Darwin levantara la cabeza!

Me dirijo directamente a vosotros, obviando deliberadamente a quienes os dirigen, porque aun consciente de que no habláis nuestra lengua, construida a base de morfemas y lexemas, la comunicación será mucho más fácil y honesta que con aquellos otros que os llevan atados con correa. Podrí­a dirigir estas lí­neas a los responsables de la cadena de mando, a Fernando Sedano, jefe de la Policí­a Local de Burgos, por ejemplo, pero la experiencia me dice que con estos humanos no es posible comunicación alguna, su lengua se construye con la semántica del obedece y calla por decreto.

Siento infinita tristeza de que  se os este usando como arma ofensiva contra ese enemigo del que nos habla la temprana primavera valenciana, un enemigo que está compuesto de todas aquellas personas de a pie que simplemente no dan por buena la dictadura que con maquillaje democrático nos venden como el mejor de los mundos posibles. Un enemigo formado por estudiantes, trabajadores, parados (cada vez más numerosos) que están saliendo a la calle para decir basta.

Cuando miro a mi alrededor y veo a muchas personas con las que he compartido años de instituto, idas y venidas en la universidad, o incluso las calles del mismo barrio, engrosar las filas de aquellos para los que somos el enemigo, no puedo dejar de preguntarme ¿qué es lo que lleva a una persona a convertirse en esa variante humana que se llama policí­a? Vosotros no habéis tenido elección, queridos hermanos perrunos, cuando eráis simples cachorros os escogieron para convertiros en lo que ahora sois, sin posibilidad de elección. Pero ellos si pudieron elegir, y ahora que la crisis aviva el fuego de la conflictividad social, están al otro lado de la barricada.

Muchos, con genuino sentido crí­tico, me dirán que la seguridad de un sueldo fijo, la falta de expectativas en la vida y la patologí­a morbosa de ejercer el poder contribuyen a generar a un policí­a, más aún si es de la local. Pero en parte se equivocan, muchos lo hacen por algo que se llama vocación.

Pero, ¿cuál es esa vocación que lleva a convertir a un humano en policí­a? Lo he dicho infinidad de veces en esta web, y lo repito si es necesario. No creo que los humanos seamos malvados por naturaleza, ni siquiera un policí­a. Cuando alguien se enfunda el uniforme, la pistola y la porra (ese instrumento de abollar ideologí­as) entre sus pensamientos está defender a la sociedad y los derechos del ciudadano, eso es lo que siempre me han dicho vuestros amos cada vez que me piden el DNI por la calle. Sin embargo el dilema moral surge cuando quien ordena lo hace pensando no en los derechos de todos, sino en los de una determinada parte de la población que goza de determinados privilegios económicos y ostenta el ejercicio del poder polí­tico. En nuestra ciudad ese poder sigue perpetuándose en la misma casta de humanos, que generación tras generación lo han ejercido para uso y disfrute de los suyos a través del monopolio de la violencia.

Y me sabe mal, que unos animales tan nobles como vosotros, sean parte de ese instrumento represivo, y que, ahora que las cosas comienzan a ponerse feas, se os azuce para que vuestros colmillos se hundan en la carne de quienes se manifiestan o rechazan este estado de cosas. ¿hasta dónde serán capaces de utilizaros quienes se arrogan ese monopolio de la violencia?

perro-policial-local

Me produce una infinita pena que estéis en manos de los mismos que no dudaron en disparar pelotas goma a bocajarro en los sucesos de Eladio Perlado, golpeando impunemente a sus propios vecinos en Gamonal. Los mismos que muestran el repertorio de porras extensibles que según relatan en sus charlas por los institutos son el arsenal habitual de las bandas antisitema y que ellos no dudan en utilizar si se les ordena.  ¿serán capaces de usaros cuando una entidad bancaria cualquiera exija la ejecución de una hipoteca y se produzca el desahucio de una familia?

IMGP7528web

Es triste que estéis al otro lado, que nos tengamos que volver a encontrar en la calle, y que ello nos convierta en personajes de una representación teatral que ni siquiera vuestros amos saben a dónde nos conducirá. Sin embargo, tengo la esperanza de que la naturaleza, que a pesar de que nada entiende de dilemas morales, os haga dirigir vuestras fauces contra aquellos que tiran de la correa. Solo entonces alguno de los que se apoltronan en los despachos oficiales se llevará las manos a la cabeza.

Perro Local 1

Diógenes de Sí­nope, uno de los más ilustres filósofos de la antigua Grecia, apodado el perro por sus contemporáneos, hacia uso del pensamiento crí­tico para socavar la autoridad constituida de su época. Los tiempos que corren están maduros para el uso de la misma actitud cí­nica del filósofo, a fin de cuentas Kyniko significaba perro en su antigua lengua

Por eso mismo, hermanos perrunos, no os guardo rencor ni resentimiento. Se de buena tinta que quien luce cicatrices las muestra como una condecoración de guerra.

Modesto Agustí­

10 Comentarios para “Carta abierta a la Unidad Canina de la Policí­a Local de Burgos”

  1. (M)

    LLEGARí EL DIA EN EL QUE EL YUNQUE SE CANSARA DE SER YUNQUE Y PASARí A SER MARTILLO.

  2. Cerradico

    Compañeros a las maní­s con Pimienta que dan mas sabor a la carne

  3. Huelga salvaje

    Un ahuyentador de perros que venden en tiendas de bicis o en Fermiñan viene muy bien para estas cosas, porque además al perro le hace huir por la molestia de los ultrasonidos (no le hace ningún daño). Un spray de pimienta puede afectar a uno mismo a poco aire que haga.

    Salud y rebeldí­a.

  4. Perdonen uds. los canes.

    Hay que contar más veces con la unidad canina, guau guau , lo han hecho muy bien, guau guau, para la próxima están entrenados, preparados y drogados, guau guau, ladraron los perriciales.

  5. republicano

    AVER,LO TENEIS FACIL PARA JODER A LOS PERROS Y POLICIAS,COMPRAR POR INET O IR A ANDORRA Y COMPRAROS SPRAIS DE PIMIENTA O AEROSOL PARALIZANTE,SON INFALIBLES Y VEREIS COMO SALEN CORRIENDO LOS PERROS Y POLICIAS,LES VENDEN TAMAÑO EXTINTOR,JAJAJA,NO VEAS COMO LES JODE A LOS PERROS,UN POCO QUE LES DEIS EN EL OCICO,YA OS DIGO,AEROSOLES DE PIMIENTA Y QUIMICOS LOS USAN LOS PROPIOS POLICIAS.FUERA DICTADORES,FUERA POLITICOS Y FUNCIONARIOS CHORIZOS,VIVA LA REPUBLICA

  6. carlos

    muy bien, la primera foto de una persona perteneciente a un sindicato, haciendo una foto a los policí­as, por qué les dais directamente esa foto a la policí­a, no se si sabeis que hacer fotos a la policia no está permitido sacando su rostro, visible y reconocible.Vais de guais y sin embargo no sabeis donde está la falta o el penalti.

  7. Anónimo

    A ver Carlos, se supone que en la ví­a pública esta permitido tomar fotografí­as, incluso a la policí­a. Las personas que en este caso tomaron las fotos lo están haciendo con objeto informativo (algo que incluso hace la propia prensa oficial sin restricciones). Otra cosa muy distinta es publicar el rostro visible de los agentes, si te fijas en ninguna de la imágenes se aprecia (el ví­deo esta tomado de youtube y realizado por los informativos de Castilla y León).

  8. Anónimo

    En la ví­a pública no está permitido sacar fotos a la gente sin su consentimiento, ni siquiera a la policí­a cuando está de servicio.

    Dicho esto, el caballero de la primera imagen no fotografí­a a nadie a la cara, por lo que no incumple ninguna ley.

  9. carlos

    Lo que yo digo es que mostrais una foto de una persona perteneciente a un sindicato,está claro, que está haciendo una foto, vosotros conoceis el contenido de esa foto?,rostro visible o no de la policí­a?, la policí­a con esta foto puede buscar a esa persona y pedir su cámara,ver las fotos y dependiendo del contenido actuar de una u otra manera.Es como apuntar con el dedo a quien hace la foto a la policí­a.
    último anónimo, ¿sabes tú que fotografí­a ese caballero ?solo lo puedes saber si eres tú el autor de la foto.
    Creo que ahora me he expresado mejor.

  10. Cerradico

    Carlos tu eres madero hasta en el nombre.Y las fotos que nos sacaron a los piquetes por que y con que razón se nos fotografió deja de pedir lo que ellos no hacen y LEEEEE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.