Publicado por DV & archivado en General, Internacional, Textos.

Cuando se suman una graví­sima dolencia, atención médica condicionada a miopes decisiones polí­ticas, y un paciente hormiga-3a.jpgb5rxmkalucinado de poder, solo cabí­a esperar este final: el caudillo ha muerto, con lo que tenemos un cambio sustancial en la escena polí­tica venezolana.

En un instante, lo que fue mayor fortaleza del régimen se convierte en su debilidad esencial: Chávez lo era todo y, al faltar, sólo queda conjurar la fidelidad absoluta hacia su recuerdo con la obediencia a sus disposiciones sucesorales, evidenciando lo endeble de un gobierno que buscó reforzar su supuesto carácter “socialista y popular” con la práctica de un grotesco culto a la personalidad, ahora convertido en vací­a invocación a las ánimas. El propio occiso es el principal responsable de este desenlace. El secretismo que rodeó a su enfermedad era movido por los mismos resortes de la centralización extrema del poder, lo que a falta de coherencia ideológica interna deja a sus seguidores enfrentándose entre sí­ por la herencia del mando, con clara ventaja para los altos burócratas rojos-rojitos y la casta militar, en labores de negociación asegurando impunidad para sus corruptelas.

En cuanto a la oposición de derecha y socialdemócrata, la nueva situación les encuentra sin haber superado las derrotas en las presidenciales del 7-O y las regionales del 16-D, comicios en los que se habí­an comprometido con abultadas ilusiones y con la oferta de un “populismo sifrino”, jurando a los votantes mantener y ser eficientes en el uso de los instrumentos clientelares que tanto le valieron a Chávez. Ahora, esta oposición acomodadiza quiere creer que una fortuita metástasis por fin ha puesto a su alcance el ascenso a ese poder polí­tico del que sus ambiciones, errores, pereza e incompetencia los ha alejado por largos años, poder que ejercerí­an con similar necedad y afán depredador al que ha practicado la boliburguesí­a chavista.

Frente a ese cuadro de cálculos mezquinos y oportunistas, que iguala al Gran Polo Patriótico y la oposición de la Mesa de Unidad Democrática, tenemos la grave situación del paí­s: inflación desbocada, creciente desempleo y precariedad ocupacional, devaluación monetaria, espantosa inseguridad personal, crisis en los servicios de agua y electricidad, educación y salud por los suelos, falta de viviendas, obras públicas obsoletas o en ejecución atropellada, atención sólo demagógica para las extremas carencias de los más necesitados, y un etcétera que no por largo es menos nefasto.

Esos problemas no son la preocupación central de los dos bandos en contienda por la Silla de Miraflores y el botí­n petrolero. Por ello, nuestra respuesta colectiva debe despreciar su chantaje de exigirnos respaldo electoral a cambio de soluciones que nunca llegan o son ridí­culamente incompletas. Esta es la hora de desbordar a esas cúpulas podridas y construir, desde abajo, una verdadera democracia, con igualdad, justicia social y libertad. Hay que potenciar la indignación generalizada por la situación que padecemos, convirtiéndola en luchas sociales autónomas, extendidas y autogestionadas, diciendo claramente a los polí­ticos del poder que no los necesitamos como intermediarios u otorgantes graciosos de lo que desde abajo y unidos podemos cosechar, sin necesidad de “manos blancas” o “boinas rojas”.

¡Ni en duelo, ni en celebración!: ¡Llegó la hora de la autonomí­a de las luchas sociales!

Colectivo Editor de El Libertario

22 Comentarios para “Comunicado de El Libertario ante la muerte de Chavez”

  1. No ingenuo

    No todo lo que suena autónomo o anarquista lo es. Esta gente de “El libertario” en muchas ocasiones se suma a la derecha capitalista de Venezuela para oponerse al proceso. Y desde luego no son los únicos anarquistas de Venezuela, ni para nada están en las luchas sociales, más bien son un grupo de intelectuales de clase media que despotrican desde un periódico. Dejo enlace de la Federación Anarquista Revolucionaria de Venezuela:

    http://farvespecifistas.blogspot.com.es/

    Personalmente tampoco comparto muchas cosas de las que dicen en la Federación pero tienen la legitimidad de estar en las peleas y no en los despachos ni redacciones.

  2. Ya sabéis

    Se pueden, y se deben, criticar muchas cosas del proceso venezolano, que además por supuesto no es una revolución anarquista, pero decir que el “chavismo” y la oposición son dos bandos igualmente negativos para el pueblo y sus luchas es una estupidez tremenda, cuando no un afán calculado por darse a uno mismo la única razón posible.

    Por no decir que el desempleo sigue bajando (actualmente está a menos del 7%), y no creciendo como se dice, y no hay ninguna crisis en los servicios que el estado ofrece, aunque por supuesto hay que profundizar en la autonomí­a y autogestión de los mismos por parte de las comunidades.

    A la revolución bolivariana se la llamó la revolución “bonita” porque la gente se apropió de ella y se auto-organizó para alfabetizarse, discutir y proponer leyes, gestionar sus barrios, asamblearse… es absolutamente incierto que los bolivarianos y la oposición son iguales para el pueblo, pero bueno, los propios venezolanos y venezolanas lo tienen bastante claro, así­ que lo que opinemos desde nuestra Europa blanca y pura no va a ser lo más determinante.

  3. Muerta de envidia

    Que envidia de ese Pueblo Bolivariano, dió un golpe en la mesa y asumen sus responsabilidades como Pueblo, como protagonistas, y con resultados. Gracias por hacer posible pensar que hay otra manera de hacer que si se puede y ser el referente de tantos y tantos movimientos sociales. Que envidia como me gustaria que el Pueblo Castellano diera un golpe y tomara las riendas, algunas personas en ello estamos, a otras todaví­a conservan esas actitudes tan “constructivas” del – yo mi me conmigo-.

  4. vivir para leer

    vaya comunicado , total decepcion por la publicacion de tal falacia ,Chavez no era perfecto pero de ahi a lo que dice el articulo …….madre mia ni el diario de burgos lo habria hecho mejor.

  5. por pasos

    Honestamente, da un poco de grima, desde el anarquismo, tener que justificar el porque Chávez no pasa de “fantástico hombre-orquesta”. Es decir, del Palacio de Miraflores al plató de “Aló, Presidente” sin carrerilla ni despeinarse. El tí­tulo, “Venezuela, la revolución como espectáculo”, del libro de Rafael Uzcátegui, condensa muy bien todo lo que se podrí­a decir del proceso bolivariano. El paseillo del cuerpo amortajado, momento apoteósico en el anudamiento de emociones teledirigidas, parece impeler a aquello de “el espectáculo debe continuar”. Suponemos que a esto es a lo que Juan Carlos Monedero denomina “el surgimiento de nuevos liderazgos”.

    Pero sí­, y que nadie se extrañe, el “socialismo del S.XXI” está cumpliendo su papel en el proceso modernizador del capitalismo, de ahí­ la manita que se da con la derecha venezolana, aunque luego nos regalen sus peleas de folletí­n. Incluso desde la más piadosa de las crí­ticas, la redistribución de riqueza que se pudiera dar no parte más que desde las necesidades del Capital para reproducirse.
    Ninguna categorí­a de este ha sido cuetionada, más bien todo lo contrario, las relaciones sociales alienadas ahora cuentan con el salvoconducto “revolucionario”. Lo que el grupo Krisis de Alemania ya advirtiera sobre el movimiento obrero, lo tenemos aquí­ en su versión chabacana.

    Sobre la Federación Anarquista Revolucionaria de Venezuela se aclara todo invitándoles a mostrar sus enlaces, referencias, nexos,…aquí­, en el Estado español. De “El Libertario” está claro, está apoyado por Octavio Alverola y cuenta con el mencionado libro publicado por LaMalatesta, además de cuadrar su crí­tica. De los otros….a ver si sus mejores avales van a venir de la burocracia venezolana, la nomenklatura!. De hecho, no serí­a mala idea generar este tipo de proyectos con los que interferir las crí­ticas y cubrir sectores del mercado electoral, del voto, distantes o reticentes.

  6. Ya sabéis

    ¿Puede alguien en su sano juicio decir que el capitalismo venezolano y el internacional están contentos con la figura de Chávez? ¿Puede alguien decir en serio que lo que viene ocurriendo en Venezuela, y otros paí­ses de América Latina, beneficia a las oligarquí­as?

    Otra cosa es decir que ciertos sectores de la burguesí­a se están beneficiando de la construcción de viviendas para los sectores más desfavorecidos, de que en Venezuela se produzcan y se compren más alimentos porque la gente come más, o incluso que algunos supuestos revolucionarios hayan aumentado sensiblemente su patrimonio personal con negocios o corruptelas, lo cual es evidente.

    Pero vamos, que la oligarquí­a venezolana, el imperio yankee y la Unión Europea estaban como bastante más a gusto con la IV República, el pacto de punto fijo entre ADECO y COPEI (algo así­ como el turnismo de PP y PSOE). Tanto que se dieron el gusto de matar a más de 3000 venezolanos humildes en el caracazo de 1989 sin que nadie pagara por sus culpas, y años después le intentaron dar un golpe de estado a Chávez por nacionalizar el petróleo y empezar a cambiar la estructura económica y polí­tica de Venezuela. Por no hablar de los perpetuos intentos de desestabilización, sabotaje (sí­, la derecha también puede ponerse el pasamontañas), infiltración de paramilitares colombianos, y un inacabable etcétera.

    Sobre la revolución como espectáculo, pues qué decir, Venezuela es América Latina, la mentalidad de sus gentes es bien diferente, pero ten por seguro que las formas son importantes y que la gente prefiere ese tipo de cosas, que por otro lado han conseguido aglutinar a más gente en las luchas y el apoyo al proceso, sabiendo por supuesto que el fondo es lo que importa. Y el fondo es el papel protagonista del pueblo en la autogestión de sus barrios (cuando la cosa funciona bien, que no es siempre, por supuesto), la reducción de la pobreza, la erradicación del analfabetismo, el acceso a sanidad y educación, el aumento de la esperanza de vida, y sobre todo y como consecuencia de ello, el gran aumento de autoestima de las clases populares, que se saben sujeto revolucionario y no consentirán que les arrebaten sus conquistas pací­ficamente.

  7. Anónimo

    Lo primero disculparme con AlBerola por haberle cambiado el apellido en mi anterior comentario, un traspié en el teclado.

    Al tema:

    ¿Puede alguien en su sano juicio decir que el capitalismo venezolano y el internacional están contentos con la figura de Chavez?

    Pues se puede decir eso y mucho más. Me tomaré la molestia de trascribir unas lí­neas de un texto de Anselm Jappe, El absurdo mercado de los hombres sin cualidades, con el que quiero invitar a reflexionar en otros términos a los popularizados por la ideologí­a dominante. Antes de que alguien comience a tirarse de los pelos y los globos oculares se le tornen a un blanco nacarado, es recomendable respirar hondo y preocuparse por conocer en mayor profundidad esta corriente de pensamiento crí­tico que, aunque peque en gran medida de intelectualismo, tiene mucho que aportar (he escogido a Jappe porque es, sin duda, el más accesible):

    “Desde este punto de vista, las supuestas revoluciones de los paí­ses del Este y del Tercer Mundo, pero también el fascismo y el nazismo, se pueden interpretar como procesos de modernización tardí­os y como intentos de reestructuración acelerada de dichos paí­ses conforme a las exigencias impuestas por la mercancí­a”

    El seguir representando al capitalismo como la confrontación de unos pocos señores, muy malos, vestidos de traje, contra otros muchos, entre los que se encuentran los que han hecho del chandal su traje de domingo y su uniforme, nos lleva a esperpentos como Chávez. El capitalismo es una lógica de abstracción social, una relación social mediatizada. Pero para llegar a estas conclusiones, lo siento, la Venezolana de Televisión no vale.

    Lo peor de todo es que, pese a lo que pudiera parecer con esta crí­tica, buena parte (en el capitalismo no se puede agradar a todos) de la oligarquí­a venezolana e internacional sigue muy contenta con Chávez (a su muerte, con el chavismo). Muestra de ello es el romance que mantení­a Chavez con el presidente de Repsol y que se inmortalizó en aquel beso de tornillo (mediaticamente hablando) que le dió en su visita a Madrid en una librerí­a de la capital. Pero no es para menos, con la reforma de la Constitución que hizo Chávez en el 2007, empresas como Repsol pasaban de tener concesiones a ser, junto con el Estado, empresas mixtas en la explotación de recursos nacionales.

    En fin, podriamos seguir sin parar, como que en el programa “Vivienda Venezuela” se fragua una alianza con importantes empresas de la construcción internacionales, como Essentium, donde Susana Monje (barcelonesa de pro) quizás no se ajuste a los modestos sectores de la burguesí­a que se están beneficiando de la construcción de viviendas a los más desfavorecidos.

    Y así­ una larga lista…..

    Pero lo más doloroso es ese cinismo con el que se afirma que la gente de America Latina es diferente para instalarse en el circo. Chávez no solo saco provecho de la exportación de petroleo, sino que también era consciente de que Venezuela era, es, un paí­s exportador de telenovelas. Todo esa autogestión de los barrios (y cuando funciona) es puro gestionalismo de los mandatos del Estado. Más aun, y de lo que deberí­a tomar buena nota experiencias como el 15M, ha sido un mecanismo de liquidación de los movimientos sociales autónomos. Mediante la integración en las instituciónes, en la pura administración, todas las voces crí­ticas al modelo petrolero desarrollista venezolano, las que planteaban la cuestión ecológica, han sido neutralizadas y divididas.

    En definitiva, una burguesí­a de Estado, haciendo y deshaciendo pactos con otras fracciones de la burguesí­a, para venir a demostrar que el único programa realmente existe es el programa del Capital.

    PD. ….y si alguien tiene en mente protestar en Venezuela, ha de tener en cuenta que, no puede hacerlo ni frente al Palacio de Miraflores, ni instituciónes ni empresas públicas ni…..La última Reforma del Código Penal (2004) lo prohibe. Hasta un 30% del territorio venezolano es considerado “zona de seguridad”.

  8. mesetario

    CHAVEZ Y KROPOTKIN
    http://www.youtube.com/watch?v=XyROe_k_lkU
    Igual Chavez haya sido el presidente más cercano al anarquismo, a pesar de la contradicción presidente/anarquismo.
    Y por cierto, casi medio millon de personas despidieron a Durruti en su entierro en Barcelona.
    Yo veo muchos fallos en la revolución bolivariana, pero joder es que hay que contextualizar.
    Lo importante no era Chavez lo importante es que la sociedad civil en Venezuela se ha organizado y se está organizando para frenar a los que han esquilmado y quieren volver al poder para esquilmar el paí­s.

  9. Ya sabéis

    A ver, varias reflexiones en medio de los argumentos:

    – El proceso revolucionario venezolano, aunque con muchí­simos aspectos novedosos, entronca con las particularidades culturales y polí­ticas de las masas populares venezolanas. El anarquismo no, y es muy minoritario. Además, dentro del anarquismo hay, al menos dos vertientes bastantes enfrentadas: por un lado las de la FARV y por otro las de El Libertario. Por resumir, por supuesto que es todo más complejo.

    – Los avances y conquistas en el campo del bienestar de las personas son inexcusables. Por supuesto que esos avances han dependido en buena manera de la financiación por el petróleo, pero ¿qué deberí­an hacer? ¿Renunciar a explotarlo? ¿Lamentarse por tenerlo? Lo que han hecho es nacionalizarlo, regular más el impacto ambiental (quizás no lo suficiente, pero no se hacen las barbaridades de otros paí­ses vecinos) y explotarlo, en la medida de lo posible, con la empresa pública. Por supuesto que hoy por hoy no dan abasto y se ven obligados a tratar con Repsol y Chevron, pero hoy dí­a esas empresas no hacen lo que les da la gana y pagan impuestos muy altos. Aún así­, por supuesto, siguen teniendo muchos beneficios.

    – La hostilidad de la mayor parte de la oligarquí­a venezolana y del imperialismo europeo y yankee es absolutamente manifiesta. Por otro lado, la polí­tica internacional venezolana es sumamente antiimperialista, aliándose con pueblos y gobiernos que luchan contra EEUU. Eso lleva a contradicciones, por supuesto, como el apoyo a Irán (un régimen bastante despreciable), pero también a grandes avances que nadie se ha atrevido a dar, como el apoyo manifiesto al pueblo palestino (no les piden visado para entrar a Venezuela, tienen tratados comerciales y culturales con ellos y han roto relaciones diplomáticas con Israel, con el coste polí­tico que eso supone, además de la ayuda humanitaria).

    – Hoy en dí­a el pueblo venezolano es el que más cerca está de la autogestión colectiva de sus vidas, aunque sea con la regulación del estado. Ni en el estado español ni en ninguna otra parte del mundo (salvo quizás Bolivia) las comunidades pueden organizarse con garantí­as.

    – Las diferentes organizaciones sociales, polí­ticas, culturales, etc. siguen llevando a cabo sus propias luchas, ya estén a favor o en contra del proceso. Tristemente hay que admitir que la mayorí­a de los muertos en el proceso han sido personas que apoyan al gobierno y a la revolución, bien porque los terratenientes han contratado sicarios o paramilitares o bien porque la policí­a, y todaví­a algunos sectores del ejército, siguen actuando como cuerpos represivos en función del mando que tengan, y por supuesto porque la corrupción aún no se ha resuelto y existen verdaderas mafias, incluso infiltraciones de la derecha en el servicio de inteligencia. El problema de la inseguridad, y de la propia policí­a, está aún por encauzarse, no digo ya resolverse, aunque se están tomando muchas medidas y además hay decenas y decenas de policí­as y militares en la cárcel por crí­menes cometidos contra el pueblo, tanto de parte de los golpistas como de funcionarios comunes.

    Pueden decirse muchas más cosas, pero a mí­ me parece importante una conclusión. ¿Hay que apoyar la revolución bolivariana, aunque sea desde una forma crí­tica, o combatirla (al igual que la derecha y la oligarquí­a, aunque desde posiciones pretendidamente anarquistas)?. ¿Hay que esperar a que la población asuma los postulados anarquistas de El Libertario (si es que realmente son sinceros)? ¿No se puede avanzar hasta que la gente tenga la visión de este periódico, que hoy por hoy no aglutina más que a unos pocos centenares de personas en todo el paí­s?

  10. por pasos

    Repetimos: el proceso bolivariano, y con mucha benevolencia, no es más que el programa de izquierdas del Capital en Venezuela. Esta, como economí­a mundial, necesita generar clases medias, consumo, competitividad y consenso social. Por el momento el chavismo se ha resuelto como opción más válida para intentarlo, y esto nada tiene que ver con entroncar con las particularidades culturales y polí­ticas de las masas populares venezolanas. Si con algo entroncaba Chávez es con el culebrón, en las elecciones del ’98 su rival fue una Miss Universo, Irene Sáez, y con las corruptelas y el clientelismo. Todo ese mito del anti-imperialismo es pura pirotecnia, el mercado de la otra acera no es menos mercado porque esté en la otra acera. Pero además, incluso aceptando pulpo como animal de compañí­a, Venezuela, primer comprador de armas de la región, ha realizado un descomunal gasto en material policial (gases lacrimógenos,…) que el Estado español no ha tenido inconveniente en vender. Más bien se lo ha servido en bandeja de plata. Y todos sabemos para que sirven los gases lacrimógenos. Fabricados en el Estado español y diparados por la policí­a y el ejercito venezolano. Hay imágenes que valen más que mil palabras. Solo apuntaré como pie de foto aquello de que el Capital no tiene ideologí­a.

    Pero no nos distraigamos, la diferencia significativa de Chávez con los gobiernos anteriores no ha sido la redistribución de riqueza, sino la institucionalización de casi todo el campo social. Venezuela no se puede entender sin hacer referencia a la industria petrolera, que habí­a permitido siempre (salvo algún periodo) mantener cuotas de inversión social importantes. Incluso Chávez, que conoció unas alzas del precio del barril de petroleo históricas con la guerra de Irak, de la que supo hacer buen negocio, hizo más bien poco. Pero en la expansión del Estado hasta los últimos recovecos del cuerpo social se empleó a fondo. Y sobre este punto sí­ merece la pena hacer una reflexión, por las lecciones que se puedan desprender para quienes apuestan en el 15M por la autonomí­a y el anticapitalismo: si las crí­ticas más duras al 15M, y no faltas de razón, presentaban a este como el consenso social necesario para evitar rupturas en tiempos de crisis, el proceso bolivariano es la confirmación de esta posibilidad.
    Ya puse el ejemplo de ecologismo, hace 15 años se escuchaban voces crí­ticas con el modelo desarrollista que imponí­a una economí­a basada en la industria del petroleo, hoy esas voces se contentan con administrar las limosnas que el Estado distribuye para tareas muy concretas. Se ha logrado reclutar a todo un ejército de funcionarios sin sueldo. Como se podrá apreciar, el cambio para Repsol es a mejor. Y, ¿hay que renunciar a explotar el petroleo en Venezuela?, pues tanto como el gas pizarra en la provincia de Burgos.

    Lo mejor del video de Chávez sermoneando sobre Kropotkin y los soviets se puede adivinar quitando el sonido. En ese momento, como dirí­a Lacan, las estructuras están saliendo y, estas, no son inocentes. Con la misma facilidad que Zara comercializa niquis con el rostro del Che, Chávez, nuestro telepredicador de turno, nos puede vender cualquier pensador libertario. En ambos casos lo que se manipulan son mercancí­as. Lo más obsceno del video, viendo salir de la boca de Chávez palabras como consejos comunales, poder popular,…, es saber que, este año pasado, reformó la Ley Orgánica del Trabajo de solipandi, sin contar con nadie, ni con las centrales sindicales bolivarianas. Se lo sacó de la chistera (de la boina) con un pase mágico llamado “procedimiento militante”.

    Y por último, es cierto, es todo mucho más complejo que el simplón reduccionismo de la propaganda chavista: o con el presidente o con el imperialismo. Están incrementando las bajas de las fí­las bolivarianas por desilusión y las crí­ticas, ya no solo desde fuera, desde dentro, arrecian más de lo deseado. Quizás por ello aparezcan nuevos proyectos como la FARV, nacida en este dificil contexto, en el 2012, con los que dar una imagen de pluralidad y confluencia. Por lo que respecta a El Libertario, periódico fundado por dos cenetistas exiliados de la guerra civil, no parece ser una secta. Apuesta por la participación en los conflictos sociales, pero no para sacrificarlos en los altares de la institución, sino para la costrucción de autonomí­a. Y aunque invisiblilizados por el régimen, estos conflictos existen, como el movimiento indí­gena y ambiental contra el carbón de Zulia. Su propuesta golpea, desde afuera y desde abajo, al tiglado chavista como al de cualquier otro gestor del Capital. Pero mejor conocerles por ellos mismos con lo que publican, disponible en internet y realmente recomendable.

  11. Ya sabéis

    Bueno, para nada Venezuela es el paí­s con más gasto militar de América Latina. No sé qué estadí­sticas habrás manejado, pero desde luego Brasil, Colombia y Chile están por encima según los indicadores que yo conozco, y no sé si algún otro. Ahora bien, la venta de armamento a Colombia aparece camuflada como “ayuda militar” por parte de EEUU, con lo que quizás en algunas estadí­sticas no aparezca. Lo de los gases lacrimógenos lo desconozco. En cualquier caso Venezuela se prepara para defenderse de la IV Flota Marina de EEUU, que está desplegada y rodeando las costas venezolanas (por supuesto en aguas internacionales, pero también en la Guayana y las Antillas holandesas). También es público y notorio que Uribe estuvo a punto de dar la orden de intervenir militarmente en Venezuela, como ya hizo en Ecuador bombardeando Sucumbí­os y rematando a guerrilleros, estudiantes y periodistas.

    Sobre la “institucionalización” de lo social, pues sí­, la primera acción importante del proceso bolivariano fue hacer un censo porque habí­a centenares de miles de personas que no tení­an identidad y no podí­an acceder a la educación, sanidad, pensiones, ni votar. Y luego efectivamente se han desarrollado cauces legales para dotar a la sociedad venezolana de formas de autogestión y decisión comunitarias en los barrios, aldeas, e incluso federarse en Comunas. Entiendo que muchos anarquistas vean esto con recelo porque implí­citamente supone aceptar el estado desde el cuerpo social, pero el pueblo venezolano ha decidido participar con entusiasmo y seguir organizándose de esta manera. Y, aunque por supuesto no todas las decisiones de los consejos comunales o comunas cuenten con el beneplácito o apoyo de las instituciones (en muchos casos además gobernadas por la oposición), es innegable que se está creando el poder popular y la gente toma decisiones que afectan a la vida de sus comunidades.

    Sobre la reforma a la ley del trabajo, pues ésta se discutió con los sindicatos (salvo con la corrupta CTV, golpista y amarilla) y el PCV. Chávez introdujo algunas enmiendas, sí­, pero precisamente en la lí­nea de recortar las horas de trabajo, por lo que conozco, y dar más garantí­as.

    Y hombre, lo de decir que si Chávez le da a Repsol menos pozos es la causa de que intenten introducir el fracking en Burgos… eso es muy maquiavélico, no sé si te has expresado bien o le acusas de que nos intenten hacer esto aquí­, lo que serí­a muy cí­nico.

  12. Ya sabéis

    Ah, y lo del carbón del Zulia, precisamente los indí­genas con su lucha consiguieron llamar la atención del gobierno para que cesara en un proyecto de extracción de carbón. La verdad es que en esa zona el carbón está a flor de piel, ni siquiera es necesario excavar demasiado, pero tras las luchas y el diálogo con los wayuu, yukpa y barí­, ese proyecto se desechó hace años. Por cierto que los más firmes defensores del proceso en esa región son los propios indí­genas, por todas las conquistas que han conseguido, en especial de reconocimiento por parte del estado de su titularidad de tierras (aunque con los yukpa existe aún un proceso de demarcación muy caliente que va costando varios muertos), la oficialidad de sus lenguas y el financiamiento de sus propias escuelas donde se enseña su cultura, la facilidad para dotar de nacionalidad a los hermanos y hermanas que vienen refugiados de Colombia y el poder acceder a los servicios públicos en igualdad de condiciones que el resto de la población (algo impensable en la IV República).

  13. por pasos

    He procurado mantener el debate, mediante reflexiones más generales, en el curso de un análisis polí­tico que no se enrede en el contraste de los inevitables datos e informaciones. Primero porque considero que para entender lo que es el chavismo y la boliburguesí­a (la burguesí­a bolivariana) no hace falta, y , segundo, porque soy consciente de que es el recurso más socorrido para orillar los entendimientos lógicos en polí­tica. Además, recuerdo que Burgos, y los lectores habituales de esta página, están al otro lado del charco, por lo que es una forma muy cómada de apartarles a la casilla de suplentes.

    De hecho, no pensaba prolongar mi participación, presumo que el debate no da para mucho más, pero ante las manifiestas falsedades del comentario anterior, me limitaré a tratar la más sangrante (necesitarí­a varios artí­culos para el conjunto):

    Este 20 de diciembre pasado, en el 2012, el mismo Presidente encargado (en funciones), Nicolás Maduro, prometió, al final de su discurso en la toma de posesión del Gobernador del Zulia, que enviarí­a un equipo técnico del gobierno para montar los planes de desarrollo para este estado, el mismo viejo plan de la empresa COSA que Luis Soto Luzardo presentó al Ministro Giordani. Arias, el Gobernador del Zulia, no pronuncio en campaña ni una sola vez la palabra carbón ni planta carboeléctrica.

    Hace unos escasos dí­as, el 3 de marzo, Sabino Romero, representante indí­gena, es asesinado por unos sicarios. El será la cabeza más visible de los Yukpas por la recuperación de sus tierras. El acusó a la Ministra Nicia Maldonado de acallar sus reclamas con bolsas de comida. Si bien muchos Yukpas, sobre todo en un principio, eran chavistas, se enfrentaron al Gobierno y en particular a la ex Ministra de Pueblos y Comunidades Indí­genas, a quien el mismo Sabino Romero acusó de sabotear la lucha mediante la administración de los programas sociales del Ejecutivo a modo de premio y castigo:

    “Esa cosa de los caciques [representantes indí­genas] mayores es un invento de Nicia para dividirnos. En la sierra hay 167 caciques, pero el Gobierno solo habla con los 5 caciques mayores, que son empleados de Nicia. Ellos son los que manejan las misiones del Gobierno. A los Yukpas que reclaman sus derechos no nos dan nada y nos estamos muriendo de hambre. Pero no nos van a comprar con bolsas de comida”, dijo Romero, en noviembre del 2012, la última vez que se trasladó a Caracas.

    “Nos quieren callar la boca. A mí­ me tienen amenazado”, denunció Romero por la cantidad de controles a que le sometí­an los militares. Los familiares han denunciado también que, luego del asesinato, varios mienbros de la comunidad persiguieron a los mercenarios, pero fueron interceptados por efectivos militares, detenidos y vejados.

    Este es el conflicto que se quiere invisibilizar. Las motivaciones gubernamentales para secundar el plan ganadero que asesinará a Sabino pueden encontrarse, justamente, en las lí­neas 3 y 4 del llamado Plan Patria, programa que Chávez lanzó como lo que serí­a su ejercicio de gobierno para el sexenio 2013/2019:
    “convertir a Venezuela en una potencia energética a traves de la explotación de todos los recursos mineros y energéticos presentes en la Sierra de Perijá (carbón, bauxita, coltán y uranio)…”. No se ha entregado los territorios demarcados a los indí­genas, pues toda esta explotación será realizada en estos territorios que corresponden a 34 pueblos originarios de Venezuela, y a efectos la administración ya se lo está entregando a capitales chinos y rusos.

    Este mismo 12 de marzo, el hijo de Sabino Romero, “Sabinito”, a denunciado por torturas, en la Fiscalí­a Maracaibo, al ejército bolivariano.

    Por lo demás, invito a todo el mundo que esté interasdo a que investigue y no se deje llevar por la propaganda chavista distribuida por sus embajadas de la izquierda.

    ….y mientras tanto en Vezuela, the show must go on.

    PD. A la pregunta, ¿hay que renunciar a explotar el petróleo en Venezuela?, se le quiere responder que, desde un punto de vista antidesarrollista, tanto como en Burgos el gas pizarra.

  14. Sobre el Zulia y Perijá

    La cuestión indí­gena en el Zulia es, como no puede ser de otra manera, compleja, pero insisto en que a dí­a de hoy los indí­genas son los mayores partidarios del proceso en esa región.

    La problemática especí­fica de los yukpa se centra en la demarcación territorial. A pesar de las resoluciones y los avances, aún quedan zonas en conflicto entre yukpas y ganaderos terratenientes. Hasta las últimas elecciones la oposición siempre habí­a gobernado ese estado.

    Pues bien, la forma de algunos yukpa de reclamar su territorio, a mi modo de ver, ha creado más problemas de los que ha solucionado. Muchos otros indí­genas y ganaderos (algunos terratenientes, otros no) han denunciado robos de ganado por parte de Sabino Romero y el sector de los yukpa que le apoyaba, por encontrarse pastando en lo que ellos entendí­an que era su territorio.

    Por otro lado, al igual que otras organizaciones indí­genas y campesinas del paí­s (como por ejemplo el Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora), han ocupado tierras para reclamarlas e iniciar la reforma agraria. Esta última lí­nea de acción sí­ tuvo consenso entre las comunidades, y entiendo que es legí­tima hasta que el problema no se soluciones. De hecho, así­ es como se ha conseguido en buena medida hacer avanzar la reforma agraria, con la presión popular y la lucha.

    Pues bien, entre la mentalidad racista de buena parte de la sociedad zuliana, los escasos escrúpulos de algunos ganaderos que contrataban sicarios a sueldo para asesinar a los yukpa, el manejo de la policí­a regional por parte de la oposición y las corrupciones de algunos miembros de la Guardia Nacional, además por supuesto de errores y falta de decisiones contundentes por parte del gobierno venezolano, se han producido asesinatos y quizás detenciones ilegales y torturas entre los yukpa que apoyaban al polémico Sabino Romero. Pero en otras ocasiones las detenciones han sido motivadas por el robo de ganado.

    Por otra parte Sabino habí­a sido acusado de participar en el asesinato de otros yukpa que se oponí­an a su forma de actuar (aunque finalmente fue absuelto, por lo que podemos suponer que no era culpable). Querí­a ser juzgado según la ley indí­gena, pero la justicia venezolana no lo permitió porque en caso de ser encontrado culpable la ley de los yukpa establecí­a pena de muerte, algo que en Venezuela no es legal, evidentemente.

    Muchos otros caciques yukpas se encontraban en profundo desacuerdo con Sabino (él también era cacique), y marcharon a Caracas a dar su punto de vista porque Luisbi Portillo y su asociación sólo daban a los sectores revolucionarios la versión de Sabino, que se presentaba en todos los casos como violentado por su condición de luchador, obviando todas las demás denuncias.

    El resultado, triste y desgraciado, ha sido el asesinato de Sabino hace bien poco. Hasta ahora han detenido a dos miembros de la Guardia Nacional y a un policí­a regional por este crimen. Veremos qué ocurre con el proceso judicial y qué más responsabilidades existen. Esperemos que se llegue al fondo del asunto, y que si alguien encargó el crimen no quede impune.

    No conozco los detalles de explotación energética de la Sierra de Perijá en el Plan de Desarrollo, pero estarí­a bien que ofrecieras algún enlace (realmente me interesa este asunto concreto). Pero insisto, incluso buscando en Google no encuentro ninguna noticia posterior a 2010 de que se vaya a explotar el carbón en esa zona, aunque por supuesto puede que no haya consultado las fuentes propicias. Lo que sí­ he visto es que en la zona fronteriza de Colombia, también la Sierra de Perijá, sí­ se está llevando a cabo ese proyecto, con la oposición de los wayuus (indí­genas que viven a ambos lados de la frontera).

  15. por pasos

    No, no voy a contestar, no tiene ningún sentido. Quien se remonte a respuestas anteriores podrá contextualizar y entender lo poco interesante que se está planteando. Porque, incluso a pesar de las preguntas que deja caer, “Ya sabéis” atiende solo a la parte de las contestaciones que le sirven, sino para construir su monólogo, para arrastrar el debate a un terreno esteril.

    Tengo mis dudas en que alguien haya conservado el aliciente para llegar a este punto, pero, de todos modos, en este mi último comentario quiero llamar la atención sobre la forma de la precedente intervención: está llena de doblepensares, actos de fe, medias verdades, más manifiestas falsedades,…y el envenenamiento. Como en el peor de los tiempos. Para quien lo estudie , es un comentario que se contesta a sí­ mismo.

    Es incluso, con por ejemplo esa rastrera treta del “difama, que algo queda”, hasta torpe, descarado. Se nos quiere presentar a un Sabino Romero inocente pero quizás culpable. En cualquier caso no está limpio, hay está el juicio, algo huele a sucio. Además, era un robapobres…..

    Esto no pasa de hojilla parroquial del más rancio chavismo, empeñado en criminalizarle (montajes, esto ya nos suena) y dividir al movimiento indí­gena. Pero no les está funcionando, ni tan siquiera para separarles de los indí­genas del sur del paí­s (Pronunciamiento de COIAM sobre el asesinato del lí­der indí­gena Yukpa Sabino Romero). Además, muchos sectores internos del proceso, de base, están muy decontentos y desilusionados con este y otros muchos temas.

    …….pues eso, que yo ya me iba.

    PD. ” Ya sabéis”, el google se te ha atragantado

    PD. COIAM- Coordinadora de Oraganizaciones Indí­genas de Amazonas

  16. Para concluir por mi parte

    Bueno, sin valorar ni entrar en acusaciones cruzadas, simplemente decir que yo personalmente no acuso a Sabino Romero de nada, pero hay quejas y denuncias de ganaderos (unos ricos, otros no) y otros indí­genas con respecto a la cuestión del ganado o del cobro de un impuesto por cruzar el territorio que algunos yukpa consideraban era suyo (y puede que lo fuera, yo eso no entro a valorarlo porque para eso están ellos, los técnicos y el resto de los indí­genas). Tampoco le acuso de asesinar a nadie, fueron otros los que le acusaron (familiares de algunos yukpa asesinados además de la fiscalí­a). Como fue absuelto y el clima del juicio era bastante contrario a Sabino entiendo que era inocente.

    Lo que quiero decir es que la estrategia que Sabino montó tensó a buena parte de la sociedad zuliana y la puso en su contra, no sólo al gobierno por un lado, o a los ganaderos y la prensa por otro, sino también a buena parte de los indí­genas (también muchos yukpa). Y que el desenlace fatal y criminal, con el que se acabó con su vida y el de otros yukpa, estaba asquerosamente escrito. Quizás fueron los ganaderos quienes pagaron o presionaron para que se le asesinara; quizás sectores del ejército o la policí­a le odiaban ya lo suficiente para hacerlo de motu propio; en cualquier caso es un triste final para un luchador que, a mi modo de ver, se equivocó de estrategia, aunque seguramente sus intenciones fueran muy nobles y puede que los excesos que menciono puedan excusarse.

    Con su asesinato, desde luego, no se arregla nada. La demarcación de tierras sigue sin haberse acabado (en parte también gracias a las malas artes de un personaje de Bandera Roja -ex maoí­stas- que enredaron todo lo posible para enfrentar entre sí­ a los indí­genas). Supongo que sabrás de quién te hablo. Esperemos que el carbón del Zulia siga sin explotarse (en eso están de acuerdo una amplia mayorí­a de los indí­genas) y se pueda avanzar en las cuestiones pendientes, aparte de las conquistas alcanzadas.

    Y nada, sin más y sin ánimo de ofender ni mucho menos difamar a nadie (sobre todo a alguien asesinado por luchar, aunque tenga mis diferencias) por mi parte lo dejo.

  17. Iván

    hostias ! El libertario es carlos herrera, el otro dia lo oí­ en ondacerdo y decí­a lo mismo k el artí­culo k habéis puesto. Tambien podrí­a ser capriles, o cualquier fascista neoliberal. Yo creo k hay k tener mas cuidado con lo k se publica aki ya k me gusta informarme con diario de vurgos, pero el articulo de el libertario me ha revuelto las tripas.

  18. BolcheGoku

    A mi tampoco me a gustado,tambien me gusta leer mucho e informarme sobre diario de vurgos,no encaja con la dinamica que me gusta ver, huele a C.I.A. A mi solo me paga Castro, tarde y mal.

  19. lamentable artí­culo

    De verdad es imposible que un anarquista haya escrito esto

  20. pekeñabrguesa

    hay que admitir que es un proceso raro de revolución y no es un pais socialista, pero se le pueden admirar ciertos avances, continuara por el propio pueblo estoy segura,aunque de una forma muy revi y muy lenta, no se dudo bastante pero de alli a este texto..puff como cojea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.