Publicado por DV & archivado en Burgos, Especulación, Plaza de toros, Textos.

Ayer, (por el jueves 23 de octubre), 1.500 personas (no 300 ni 500), salimos a la calle a dar un paso más en la lucha contra la corrupción y la especulación, que tiene hoy su reflejo en la plaza de toros, que ha tenido este reflejo en otras tantas obras y proyectos. Salimos a expresar nuestra rabia, nuestra indignación y nuestro rechazo al modelo de sociedad caciquil que hay en esta ciudad. Estamos hartos y hartas.

manifestacion-plaza-de-toros-burgos

Salimos a hacer ver que no somos delincuentes, que estamos totalmente en contra del despilfarro y la provocación que supone la militarización de la plaza 24 horas al dí­a, salimos a exigir la retirada inmediata de los antidisturbios de nuestra ciudad. Cuando hay que militarizar una obra pública, que queremos todos y todas, es que algo no funciona.

Salimos a pedir que se nos escuche, que nos dejen opinar que hacer con nuestro dinero, que nos pregunten cuales son nuestras preferencias y necesidades. Queremos participar en el devenir de nuestras vidas.
Por todo esto ayer acudimos a pedir cuentas al cacique de la ciudad, acudimos a su sí­mbolo el edificio Promecal.

Fuimos a dejar claro, que ningún oligarca maneja nuestras vidas, y que no le vamos a permitir decidir por nosotros, ni enriquecerse con nuestro sudor y sufrimiento. Fuimos a decirle, que nunca más lo vamos a seguir permitiendo.
Pero el enemigo es grande y poderoso, y la guerra será larga. Pero también es rastrero y cobarde, y por ello ayer sacó a sus trabajadores como escudos humanos. Tiene miedo.

Pero nosotros lo tenemos claro. NO ESTAMOS EN CONTRA DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE Rio Vena, estamos a favor de todos los obreros y obreras. Estamos en contra de la corrupción, del caciquismo y de la especulación. Estamos en contra de que los intereses privados de los grandes empresarios, sean defendidos por los polí­ticos corruptos.
Comprendemos perfectamente a los trabajadores y trabajadoras de Rí­o Vena, que ayer fueron obligados a manifestarse bajo coacciones y amenazas. Creemos que esa no es la forma de actuar, ellos deben estar en el mismo lado que nosotros y nosotras, pues defendemos el trabajo y la dignidad de todos y de todas.

Quieren enfrentar a los trabajadores contra los trabajadores, pero lo que ellos no saben es que no lo van a conseguir. Nosotros estamos con los trabajadores, y estamos convencidos de que acabarán estando en el otro lado de la manifestación, en el otro lado de la policí­a.

Sabemos que sus intereses son los nuestros y ellos y ellas se acabarán dando cuenta.
https://www.facebook.com/acontralaespeculacion
https://twitter.com/AsambleaCE

4 Comentarios para “Comunicado de la Asamblea contra la Especulación sobre la manifestación del jueves 23 de octubre”

  1. Quién es el delincuente?

    Claro que no sois delincuentes. El delincuente es él. Un delincuente católico que se confiesa ante un cura guapo, y ya queda perdonado y sin culpa. A esto se le llama robar y reí­rse a la cara, robar el dinero público y lo que es mucho peor: la dignidad de toda una ciudad indigna y el futuro de tantos hijos de padres que se dejaron la piel para esto. No hay cosa peor en la vida en momentos así­ que la cobardí­a y el silencio de los putos corderos satisfechos. Eso también es corrupción. Yo te dejo, tú me dejas, él me deja, nosotros nos dejamos, vosotros os dejáis y ellos se dejan, dar o quitar.
    CON ESTO HAY QUE ACABAR O PERMITIR QUE SE INSTALE PARA SIEMPRE.

  2. Pequeño Nicolás

    Que coño 1500, yo creo que éramos 3000 tirando por lo bajo. Abajo el capital, arriba El Gamonal!!!!!!!

  3. unx

    Lo que no se puede pasar por alto es que están maquinando nuevas formas de enfrentarse a nosotrxs. Lo de los antidisturbios está ahí­, es lo de siempre, pero seguro que tienen alguna más en la manga. Me imagino a Méndez, Lacalle, Ibáñez y el Subdelegado poniéndose de acuerdo para estas cosas… así­ que ojo avizor. A lo mejor vemos más jugadas como la de poner a los currelas enfrente nuestro.

  4. Quién es el delincuente?

    Y todo esa maquinaria enfrente de y a favor de, la paga el peatón, o sea el trabajador que se deja la piel, también frente a la policí­a, cuando sale a la puta calle a reclamar un poco de democracia. Como antaño, estos son sus herederos. El Cid cabalga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.