Publicado por DV & archivado en Burgos, Gamonal, Historia, Pensamiento.

Éric Hazan cuenta en uno de sus libros titulado “La dinámica de la revuelta” como Lenin y los suyos se tiraron parte de la Revolución rusa convocando huelgas y protestas sin apenas efecto en la población y a su vez poniéndose al frente de otras que no habían sido convocadas por ellos pero que tenían un amplia repercusión.

Un libro que os recomiendo por su sencillez y su amena lectura. Además aprovechando que la biblioteca anarquista La Maldita acaba de reabrir sus puertas recuerdo que lo podéis encontrar en alguna de sus estanterías. En su libro Éric Hazan pone más ejemplos de revueltas donde las vanguardias no van en consonancia con la población. Las revueltas parecen impredecibles, fortuitas y tan complejas que ni tan siquiera las mejores vanguardias llegan a anteponerse al descontento popular. Leyendo a Éric llegas a pensar que la caída de los Zares y el auge de los bolcheviques fue algo tan errático y complejo que no tiene ninguna explicación.

Lo que cuenta Éric nos acerca mucho a una visión de análisis histórico que muchos pensadores defienden y que es muy interesante. Normalmente la historia no puede dar razones para explicar muchos de los acontecimientos históricos. Por poner un ejemplo, la Segunda Guerra Mundial. A todas nos contaron en la escuela o el instituto las causas de la Segunda Guerra Mundial pero a ninguna nos contaron que esas causas, muy parecidas o más graves se han podido dar en otras épocas históricas y sin embargo no desembocaron en conflictos de la talla de una guerra mundial. ¿Qué hizo que en unas épocas sí y en otras no ocurriesen determinados hechos?. Nadie ha podido responder aún a esa pregunta.

A muchas nos cuesta asumir la posibilidad de que nuestra sociedad sea un modelo práctico de la “Teoría del caos”, tal vez fruto de la falta de pericia con las matemáticas, nuestro nulo interés por la física o nuestro afán por racionalizarlo todo y pensar que nuestro análisis político es el acertado. Aprovechando que se cumplen dos años del Estallido social en Chile, ¿Alguien podía imaginar que la subida del precio del billete de metro iba a ser la chispa que encendiese el país? Un país que podríamos asegurar lleva sumido en la desigualdad social desde los años 80. Algunos pensarán que en Burgos en 1980 también hubo una protestas originadas por las subidas del precio del autobús. Pero, ¿cuántas subidas del autobús hacen falta para que se monte una pequeña revuelta en Burgos?. ¿Qué nos sacó a las plazas después de aquel 15 de Marzo?. ¿Qué hizo que los vecinos de Gamonal decidieran plantarse frente al Bulevar?. O peor aún ¿Qué cojones ha pasado para que no hayan ardido ya 4 ó 5 sedes de Iberdrola o Endesa con la que está cayendo?. En 1973 Edward Lorenz, un matemático y meteorólogo, dio origen al “Efecto mariposa”. Según este efecto, la existencia de un evento o situación puede provocar una serie de situaciones o eventos sucesivos que terminan desencadenando eventos de considerable magnitud que no se corresponden con la situación o elemento que lo originó. Para explicar este efecto Edward presentó una charla titulada: “¿Puede el batir de las alas de una mariposa en Brasil dar lugar a un tornado en Texas?”. La primavera árabe bien podría ser el efecto mariposa de las revueltas. Aquel vendedor ambulante tunecino que se inmoló para protestar contra el abuso policial que había sufrido originó protestas en nada menos que once países árabes. Las protestas terminaron con cientos de miles de muertos y acabaron con varios regímenes. Algunos como el de Gadafi llevaban nada menos que 42 años en activo.

La pregunta ¿Cuándo salta la chispa?, la chispa de la revuelta. Es una cuestión que inquieta a entes tan dispares como CNI, el GRU, George Soros, la PAH o Daniel de la Rosa. ¿Cuanto pagaría Daniel por saber si su nuevo proyecto para la calle Vitoria no terminará en unas nuevas protestas vecinales?. Que hoy por hoy nadie sea capaz de responder a esta pregunta ni a otras del estilo es un alivio y a la vez una esperanza para todos aquellos que estamos deseando que el batir de alas de esa mariposa traiga la justicia social a este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.