Publicado por DV & archivado en Burgos.

Como en DV viene siendo habitual hacemos el análisis, esta vez un poco tarde, del circo electoral centrados en los resultados recogidos en Burgos.

representados20N


Lo primero que salta a la vista analizando los resultados es que un poco menos del 60% de los burgaleses con derecho a voto han decidido realmente quien quiere que les gobierne, el resto de los burgaleses no han sido tenidos en cuenta, ya sea por no votar, por votar nulo o por votar a un partido minoritario.

En Burgos se jugaban 4 sillones, el resultado ha quedado 3 sillones para el partido de la gaviota y 1 para el partido de la rosa.

De los llamados a voto(297468 personas) 38 de cada 100 votantes o 30 de cada 100 burgaleses han dado su voto al partido que según los medios de desinformación “ha ganado aplastantemente”. La lógica matemática democrática ha hecho que los 374826 habitantes que existen en la provincia, el 75% vayan a ser representados(quieran o no) por tres personas elegidas por 115651 votantes y el 25% restante por una persona elegida por 59571 votantes.

votos

Por otro lado choca un dado. La abstención en la capital burgalesa durante las elecciones locales fue la fuerza dominante y sin embargo en las generales ha cosechado peor resultado. Aclararos que la abstención en la capital es muy parecida a la recogida en los comicios locales, sin embargo en los pueblos de la provincia es mucho menor.

9 Comentarios para “El circo electoral desde otro punto de vista”

  1. Anónimo

    El mal dato de la abstención en efecto es debido a los pueblos. En los pueblos está mal visto ir a votar tarde, ya que si son 50 vecinos y alguno no va a votar la mesa electoral se queda todo el dí­a esperandolo. Es por eso que vota más gente, son pocos, se sabe quien va a votar y quien no. Y el que no va a votar está jodiendo al que le ha tocado en la mesa.

  2. djah end

    Más allá de numerologí­as tan de moda hoy dí­a la verdad es que 1 de cada 3 burgaleses no vota y eso que llevamos 30 años gobernados local y autonómicamente por los mismos de siempre -con una breve excepción-.De los que Sí votan
    2 de cada 4 votan PP (50%)
    1 de cada 4 vota PSOE (25%)
    1 de cada 4 vota por alguna del resto de opciones.
    Y esto lleva siendo así­ desde que tengo uso de razón democrática en esta ciudad y provincia- y autonomí­a,añado-.NINGUNO DE LOS QUE NO VOTA ha ayudado nada para que esto no sea así­ al menos 1 vez en 30 años y para mí­ ese es el problema.Los conservadores conservan muy bien su voto pero los izquierdistas son más papistas que el Papa y así­ nos va.

  3. Anónimo

    Joder ni Rubalcava hubiese sido tan esplicito… Osea que los que no votamos tenemos la culpa de que haya salido el PP. Acojonante.

    Si con 30 años de democracia no te has dado cuenta la democracia es un timo/tongo, es que tienes un problema.

  4. luján

    No hay problema por volver a replantear el debate de la abstención. Si existen algunas personas que desde planteamientos libertarios revindican la abstención como una forma de rechazo al sistema es, en gran medida, porque sus alternativas van más alla de depositar un papel en una urna y prefieren crearlas desde la base mediante la creación de asambleas o la puesta en marcha de proyectos que en si mismos supongan la negación del sistema imperante y de sus valores.

    Pensar que se puede trasnformar al sistema desde dentro introduciendose como un troyano para “hackeralo” es no conocer al sistema o pecar de ingenuidad. La clase polí­tica solo busca perpetuarse a si misma y perpetuar el actual modelo socio-económico, la historia ha revelado que el actual sistema parlamentario es el mejor modelo para la extensión del capitalismo, el problema es sus crisis nos las hacen pagar a nosotros.

  5. Anónimo

    Luján, confundí­s el movimiento asambleario que es un medio con un fin y una solución en si misma. Y la prueba la veo en Burgos, ¿eres capaz de decirme una sola solución que haya traido el 15M a la ciudad? A lo mejor es que en vez de 6 meses hacen falta 6 años.

  6. luján

    Me sabrí­as decir que soluciones han traí­do los polí­ticos en 30 años, y no me digas la posibilidad de votar porque eso si que es confundir medios y fines…

  7. Anónimo

    Pues que quieres que te diga Anónimo ( penúltimo comentario), si leo detenidamente el comentario de Luján me tropiezo con:

    …mediante la creación de asambleas….proyectos que en sí­ mismos supongan la negación del sistema…

    Te destaco dos palabras de entre la frase: mediante (MEDIO) y negación (NEGATIVIDAD).

    Con ellas dos se puede articular todo el discurso que se encuentra tras la frase de “no querer un mundo para lavar la vajilla”.

    No creo que se haya okupado (recuperado) un espacio en Gamonal simplemente para autogestionar una actividad cualquiera que esta sea. El mito autogestionario, que bien es cierto fue sostenido por el consejismo, el sindicalismo revolucionario, el anarcosindicalismo,…,es sobre todo hoy duramente criticado desde las posturas más conscientes con el papel de las tecnologí­as y de las relaciones sociales mediatizadas, en general.

    Y mira….de paso ya te he contestado a uno de los logros de la Asamblea de Gamonal, unir fuerzas y decisión suficientes como para tomar este espacio. Pero dejame que además recuerde a “djah end”, que nos echa en cara a los que no votamos el no ayudar a romper el bipartidismo, que lo que tenemos que agradecer en este campo a uno de los minoritarios, en este caso Izquierda Unida, es el apoyo en el parlamento a la inclusión de la okupación por la ví­a penal.

  8. idiotavotaketeexplota

    En una ocasión antes de las fanáticas elecciones ví­ una viñeta en la que aparecian dos cerdos con sombrero de banquero, unx la preguntaba al otrx:¡¿oye,y tú quien crees que va a ganar el PP o el Psoe? el otro cerdo le contesta: no sé a mi como si gana belén estebán, lxs ke vamos a gobernar somos nosotrxs…

  9. no_future

    En cada legislatura se vuelve a caer en la misma trampa, en el mismo cepo que atrapa las voluntades obedientes como si la democracia existente fuera la única manera de salir de las miserias materiales y existenciales, como si fuera el recurso polí­tico mas adecuado para cambiar nuestras vidas.

    Me causa estupor ver en las redes sociales toda una amalgama de sentimientos encontrados y discusiones estériles compitiendo con los diferentes escenarios polí­ticos e ideológicos para entrar en el marco “democrático” y guerras verbales pidiendo el abstencionismo, votos nulos y en blanco. Lo podrí­a entender como un debate constructivo si se cuestionara en profundidad quienes manejan los hilos de esta gran comedia del arte que disfrazados de arlequines y bufones cortesanos manipulan con total virtualidad un guión de intrigas para llevarse al espectador al redil que pretenden.

    La “permisibilidad” de la democracia capitalista que ha concedido en estos últimos años (bienestar) con sus gestores polí­ticos ha llegado a su fin. Según ellos se ha acabado la fiesta y toca apechugar con sus experimentos neoliberales. De momento les interesa mantener esta farsa democrática para seguir legitimando sus planes a medio plazo, cosa que están logrando aparentemente. El fatí­dico 20N ha teñido de color azul todo el mapa peninsular enseñando desde sus medios informativos ese ansiado color para avanzar en sus idearios fascistas y así­ culminar sus verdaderas intenciones.

    La dictadura ya está en marcha, arrollando como un tren desbocado para estrellarse contra la gran masa social y aniquilar cualquier aspiración que quede en las mentes ilusas que aún creen en este sistema democrático. Los grandes abstencionistas son precisamente, los que manejan los hilos desde su búnker ese grupo secreto que maneja el mundo a sus anchas controlando la globalidad de sus operaciones financieras y la hegemoní­a de su poder, ellos no votan solo dictaminan como tiene que ser la legitimidad de las opresiones que recaen sobre nosotros como meros esclavos.

    La otra abstención esa que no se quiere reconocer por miedo a reconocer el fraude y el fracaso de sus gestiones económicas, se tapa e ignora debajo del tapiz azul. Denostados por los ilusos y culpabilizados por el fracaso electoral de las izquierdas en detrimento del triunfo de la derecha, raya la estupidez al creer semejante afirmación, cuando la propia trampa está ubicada en el propio sistema electoral. De todas formas se sigue manteniendo esa guerra que fracciona las divisiones y el poco entendimiento de los conceptos más estériles que mantiene la propia democracia, si bien no se plantea ni por un segundo el verdadero sentido de este montaje. Desde la supuesta izquierda democrática jamás ha cuestionado la explotación ejercida desde la legalidad como si fuera un ejercicio normal y democrático, volviendo a dar legitimidad a la razón de ser del propio sistema capitalista.

    Otra cuestión que casi nunca sale a luz cuando hay estos eventos teatrales, es la auto ausencia del jefe del estado, otro que no vota porque está por encima de sus propias funciones parasitarias, mantenedor de una imagen estática alimentada por una renta usurpada de los españoles, pero es un garante secreto de las grandes fortunas mundiales y principal avalador de la estabilidad nacional, mientras tanto la vida polí­tica profesional sigue haciendo de bufón de las cortes, el gallinero electoralista sigue enfrascado en las quinielas rezando que les toque el premio que estabilice su futuro.

    El futuro no existe, solo el presente el que construye las vidas diariamente…pero las perspectivas son inciertas dado como se desarrolla esta crisis tan surrealista que estamos padeciendo. La dictadura capitalista parece que no tiene lí­mites, pero ese lí­mite lo tenemos que frenar los que no creemos en este sistema, los anarquistas los resistentes, los insumisos, los libertarios, los autodidactas los anticapitalistas, los ecologistas no alienados, los antifascistas..los autosuficientes..en definitiva los denominados abstencionistas esos que trabajamos al margen de la democracia establecida aunque nos tengan sujetos con sus leyes represoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.