Publicado por DV & archivado en Antifascismo, Burgos, Eventos.

Faltan pocas horas ya para que se produzca el desembarco de elementos fascistas  venidos desde todos los rincones de la pení­nsula, e incluso de figuras representativas de fuera de ella. Una ocasión en la que los lideres provinciales de este partido ultraderechista no perderán para salir  a la palestra para, queriendo o no, hacer el trabajo sucio de la Subdelegación del Gobierno y, en definitiva, del sistema polí­tico al que dicen oponerse.


En tiempos de crisis económica como los que no taca vivir suele ser habitual la proliferación de grupúsculos como el que este fin de semana pretende manifestarse en Burgos, cuyo mensaje simplista y xenófobo hace responsable de todos los problemas sociales a determinados grupos raciales. Con su los españoles primero los muchachos de Canduela, lí­der nacional del grupúsculo en cuestión, cuya presencia se espera en Burgos para ese dí­a, demuestran que poco ha cambiado el mensaje de la ultraderecha española. Lo cierto es que no hace demasiado tiempo que el tal Canduela cantaba desde su grupo músical Division 250 aquello de Eh negro vuelve a la selva, Europa es blanca y no es tu tierra.

Lo cierto es que si, con estómago suficiente, leemos los textos que esta gente difundiendo a través de sus foros internos, se observa una obsesión por mostrarse como los auténticos opositores al sistema, siendo el movimiento contestatario anticapitalista un apéndice financiado por el sistema. Otra de las constantes de su literatura es la de  de mostrar una imagen alejada de la del clásico nazi callejero, pero hay un refrán castellano que dice que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Sin ir más lejos, basta observar la trayectoria de los lí­deres provinciales de esta agrupación (que han pasado por Bases Autonomas y Juventud Radical) y su conocida camaderí­a (cuando no su pertenencia) con los elementos policiales del sistema al que dicen oponerse.

Decimos que el este fin de semana, queriéndolo o no, harán el trabajo sucio de la Subdelegación del Gobierno (de la que tanto se quejan por su supuesta permisividad hacia los grupos a que ellos llaman ultra-izquierda). Y harán el trabajo sucio porque su homenaje al Cid será aprovechado por la señora Berta Tricio para militarizar la ciudad y poner a prueba su recién estrenada unidad antidisturbios, con refuerzos venidos de fuera, claro está.

Como si del Cronicón de Oña se tratara, a Berta Tricio le gusta ser siempre la protagonista, aprovechará la convocatoria de estos racistas descerebrados, que cuenta con todos los permisos por ella concedidos, para dar un nuevo salto cualitativo en el panorama represivo.

Berta

 A la izquierda Berta Tricio,  Subdelegada del Gobierno, o es a la derecha?

Lo hemos dicho ya anteriormente, el ambiente se ha calentado bastante y se esta cociendo un despliegue policial abrumador,  es necesario estar atentos y no entrar en las habituales provocaciones, conocidas además las sorprendentes dotes teatrales del lí­der provincial del grupúsculo. Es necesario no repetir trilladas y previsibles estrategias que no llevan a ningún lado. Cuidado, los ojos y los oí­dos de la Brigada de Información (polí­tico-social) están en todas partes y juegan de su parte, no deberí­amos ponérselo fácil.

En realidad ni la biografí­a de  Rodrigo Dí­az de Vivar es digna de tan cacareado anti-islamismo (trabajo a sueldo de alguno de los reinos de taifas hispano-árabes) ni los fachas son tan importantes, hay cientos de miles de cosas antes que estos garrulos, pero parece que Burgos se ha convertido en un polvorí­n, ¿quién encenderá la mecha?.

3 Comentarios para “El trabajo sucio de la Subdelegación”

  1. Acebano

    He ojeado el foro ese… qué puto asco que dan joderrrrr… cómo puede haber gente asi de vomitivaaa!

  2. ACAB skin

    Muy buen artí­culo
    “En realidad ni la biografí­a de Rodrigo Dí­az de Vivar es digna de tan cacareado anti-islamismo (trabajo a sueldo de alguno de los reinos de taifas hispano-árabes) ni los fachas son tan importantes, hay cientos de miles de cosas antes que estos garrulos, pero parece que Burgos se ha convertido en un polvorí­n, ¿quién encenderá la mecha?” ¡chapó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.