Publicado por DV & archivado en Burgos, todos somos animales.

alfPara el que no se haya enterado, este año hay una plaga de topillos que amenazan al sector agricultor de esta provincia y esta comunidad autónoma en general. Con ellos ha surgido la polémica…


Hay gente que argumenta que los topillos no son autóctonos de Castilla y León y se deben exterminar; Otros que acusan de matar a sus depredadores naturales, zorros, rapaces y demás exterminándolos de forma controlada como hicieron este invierno-primavera de forma «controlada» en nuestra comunidad con los zorros.

De momento los que pretenden exterminarlos se han llevado el gato al agua y ya han comenzado en Burgos las primeras quemas de rastrojos.

Tanta hostia para acabar con unos animales que no tienen depredador, bien sabemos todos que los topillos han proliferado por las buenas condiciones climatológicas, por la ausencia de depredadores y la cantidad de alimento puesto que la cosecha ha sido muy buena este año. Por muchos rastrojos que se quemen los topillos continuaran haciendo de las suyas.

Con estas cosas hay que tener más cabeza, matar zorros y quemar rastrojos no parece una buena solución, por eso han decidido añadirle a la receta rodenticidas, que en el lenguaje común son matarratas.

No he encontrado que tipo de rodenticida están utilizando, pero tengo la certeza de que todos son muy peligrosos, aunque estén autorizados sus niveles de toxicidad son muy altos. Espero que los rodenticidas no lleguen a nuestras mesas.

8 Comentarios para “Matando topillos”

  1. mildred

    Dios! pero que buena es la canción…

    Necesitas más, más… Voy a estar todo el puto dí­a cantándola.

  2. ecologista malote

    Un texto que curioso que ahí­ queda.

    Yo confieso
    Mi conciencia no me deja tranquilo desde hace un tiempo y necesito contar urgentemente algo a la
    opinión pública a pesar de arriesgarme a ser una de las personas más odiadas del momento en
    Castilla y León, más odiado incluso que el presidente del BCE cuando vuelve a subir los tipos de
    interés y hace que se incremente nuevamente el €uribor.
    Para purgar mis culpas siento la imperiosa necesidad de desvelar que soy yo una de las personas
    bajo nómina, que son financiadas y respaldadas por varias organizaciones ecologistas de ámbito
    internacional, nacional y local, formando entre todas una inicua alianza global de la destrucción
    verde, y que sueltan topillos a escondidas por los campos de Castilla, amparados por la oscuridad de
    la noche como vulgares ecovándalos. Liberamos miles de topillos modificados en laboratorios para
    que sean más destructivos y criados granjas secretas cuya financiación se sostiene gracias a las
    cuotas de millones de locos ecologistas que aun sabiendo lo que ocurre, no se lo explican a la
    opinión pública e intoxican los medios de comunicación con estudios y comunicados en los que
    exponen estrafalarias teorí­as sobre la superpoblación de estos animalejos, como el aumento de la
    temperatura media, la prácticamente inexistencia de invierno este año, la escasez de depredadores
    que poco a poco han ido exterminado de una u otra manera santos varones como son los cazadores,
    ganaderos y agricultores, etc
    Aun así­ aun hay algunos de los elegidos para esta misión que ya, cegados por la prepotencia y el
    desprecio hacia los demás, se atreven a soltar los topillos a plena luz del dí­a con todo el descaro
    posible, delante de testigos afirmando que son para alimentar a las aves rapaces, para aumentar su
    población en la zona o simplemente por puro afan de destrucción. Estos individuos son quienes
    contravienen las normas de nuestra organización secreta y deben ser denunciados ante cualquier
    ecologista conocido que este próximo para que de parte a sus superiores y sean retirados
    inmediatamente de tan selecta misión.
    No contento con haber confesado esto, también quiero aclarar que formo parte de esa élite de
    pilotos de pequeñas avionetas y de helicópteros entrenados en campos secretos de ecoterroristas,
    que vuelan de manera suicida casi pegados al suelo en campos deshabitados y lanzan miles de
    culebras de distintas especies y después remontan el vuelo, pero siempre suelen ser vistos por
    alguien que pasaba casualmente por el lugar.
    En otra ocasión hablaré también de las misiones de vuelo en las que desintegramos las nubes para
    que no llueva ya que es más difí­cil de explicar brevemente y muchas otras fechorí­as que hacemos
    los ecologistas en secreto con la única finalidad de molestar, llevar la contraria a la gente normal y
    destruir.
    Contando todo esto se que mi vida peligra, ya que este contubernio de organizaciones anti sistema
    piensa seguir adelante con sus maquiavélicos planes con el único fin de fastidiar, joder las cosechas
    e infestar los campos de animales desagradables, extender raras enfermedades, desestabilizar el
    gobierno y yo… cobardemente los he descubierto porque no puedo seguir adelante con ello.
    Por todo ello yo confieso y pido clemencia y comprensión.

  3. Tarambana

    No intenteis justificar lo injustificable, los tipiloos tienen el mismo derecho a vivir que el cerdo, el toro y la ballena corcobada, si se comen nuestros campos habra que pasar el escobón y apartarles, no mas martirio de topillos, topillos al poder!!

  4. eusebio

    tarambana que hacemos con los ganaderos y la gente que se come a nuestros hermanos?

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Diario De Vurgos (Burgos) » Archivo del weblog » Vuelven los topillos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.