Publicado por DV & archivado en Burgos, Especulación, Opinión, Plaza de toros, Textos.

El conflicto urbaní­stico generado por la remodelación de la Plaza de Toros de Burgos ha entrado en una nueva fase, más tensa y compleja si aún cabe. Ante la imposibilidad de encontrar una ví­a de dialogo con los representantes del consistorio burgalés, la Asamblea contra la Especulación Urbaní­stica hizo llegar ayer jueves 23 de octubre sus reivindicaciones ante las propias puertas del edificio Promecal, propiedad del empresario Michel Méndez Pozo, en una manifestación que concentró a varios centenares de personas. Pero el conclicto no deja de deparar sopresas y está lejos de atisbarse en el horizonte su pronta conclusión.

Manifestación frente a promecal

El colectivo social, que surge como movilización ciudadana ante la esperanza de que el proyecto faraónico ideado por el Ayuntamiento de Burgos pueda ser detenido y su inversión destinada a gastos sociales, planteó una serie de reivindicaciones que pasan por la desmilitarización de las inmediaciones del coso burgalés, la paralización de la obra y el sometimiento de la misma a una consulta popular, consulta de mayor calado representativo que la mera encuesta telefónica elaborada por el ayuntamiento como ejercicio de autojustificación.

B0qP3TpIMAI1Kt0

Desde el Grupo Inmobiliario Rí­o Vena, una de las empresas que componen la UTE a la que fue adjudicado el proyecto, se ha puesto en marcha una nueva estrategia que, a pesar de su pretendido carácter efectista no es para nada novedosa. Antonio Miguel Méndez Pozo vuelve a utilizar como escudo humano a sus trabajadores, como ya hiciera hace ya más de dos décadas en el denominado Caso de la Construcción de Burgos, o más recientemente en el conflicto del Bulevar de Gamonal, refugiándose detrás de ellos para desviar la atención sobre las causas reales que han originado este conflicto.

Como si de una partida de ajedrez se tratase, el empresario dispone en primera lí­nea a sus trabajadores como peones a los cuáles no importase sacrificar en un movimiento envolvente que le preserve de toda crí­tica. Michel juega una vez más a representar el papel de mecenas y prohombre que promociona el empleo cuidando se sus trabajadores, pero la realidad deja entrever la estrategia maquiavélica de un magnate que no duda en convertir en carne de cañón a sus asalariados con tal de preservar sus intereses especulativos.

Pacarta Rí­o Vena

El movimiento de contestación a la remodelación de la Plaza de Toros de Burgos está elaborando de manera asamblearia y horizontal el calendario de las nuevas movilizaciones que se llevarán a cabo en esta nueva fase del conflicto, asambleas abiertas que, frente a la artillerí­a mediática y cortinas de humos desplegadas por El Jefe, representan el amplio sentir popular de gran parte de los habitantes de Burgos. Muchos burgaleses  no están dispuestos a pagar los platos rotos de una nueva maniobra destinada a engrosar la cuenta corriente de los mismos de siempre y continúan una movilización en cuyo horizonte aún no se vislumbra su pronta conclusión.

Modesto Agustí­

3 Comentarios para “Plaza de Toros de Burgos: una compleja partida de ajedrez en el tablero de la especulación urbaní­stica”

  1. Lo dice hoy Podemos en Facebook sobre la cuenta B del PP

    No nos cansamos de repetirlo: llevamos mucho tiempo gobernados por un grupo de corruptos, que someten las polí­ticas públicas a sus redes clientelares, de amiguismos y favores, que sacrifican lo social por mantener sus privilegios (garantizados por corporaciones que no se presentan a las elecciones y que dictan las órdenes desde arriba).Ahora sabemos que toda esta rabia e indignación puede transformarse en cambio polí­tico efectivo. Vamos a echarles.

  2. Si yo te contara

    A la espera estamos de que salgan a manifestarse los trabajadores de PROMESAL en defensa de la libertad de expresión o de opinión o como su jefe, que no da para tanto, les deje llamarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.