Publicado por DV & archivado en Acoso inmobiliario de Caja de Burgos, Burgos.

caja-burgos.jpgQueremos destacar el comentario de un vecinx afectado por el acoso inmobiliario de Caja de Burgos donde explica mas detalladamente su situación y la de restos de vecinxs, y puede ayudar a comprender a todos los lectores lo que esta pasando.

Antes de entrar a argumentar el acoso me gustarí­a creer que partimos de aceptar y respetar que no todxs pensamos igual y que lo que unx considera bueno para él mismo, no tiene que ser necesariamente, bueno para lxs demás.

Las viviendas viejí­simas. Creo que o bien sólo conoces la fachada, que aun el interés de crear deterioro por parte de Caja de Burgos, siguen en un estado óptimo y son de una solidez que ya le gustarí­a a muchas de las viviendas que ahora se construyen. Si conocieras nuestras viviendas verí­as que con el interés de lxs vecinxs han sido reformados en los 45 años y disponen de todas las condiciones de una vivienda digna.

También recordarte que lxs vecinxs en ningún momento expresamos el deseo de cambiar de casa, más a nuestra edad. Esta iniciativa surge unilateralmente de Caja de Burgos. Pensamos que es perverso elaborar unos planes que consciente y frí­amente deterioran la calidad de vida de quienes no los acepten.

Sobre los precios irrisorios de las antiguas viviendas… quizás en estos tiempos que para acceder a una vivienda tenemos que pagar precios abusivos, muchas veces superiores al 60% de nuestros ingresos, somos incapaces de entender otras realidades más justas. Primero decirte que hace 45 años los precios que pagamos en relación a los salarios lo que menos podrí­amos llamarlos eran irrisorios. Lo que también puedo asegurarte es que estas viviendas están más que amortizadas y que por esta razón tendrí­an que haberlas puesto hace años a disposición de los vecinxs, como se ha hecho en otras viviendas de su propiedad.

Sobre los precios ridí­culos de las viviendas nuevas… si no somos capaces de pensar en las diferentes realidades de cada persona es normal que se cometan ciertas torpezas. Estoy de acuerdo que los precios de las nuevas viviendas son económicos, pensando en alguien que trabaja. Pero si somos pensionistas que en muchos casos no llegamos a 500 euros, destinar el 50% de nuestros ingresos (sin contar los gastos de luz, agua y gas), ¿con qué recursos para vivir nos deja? Quizás tampoco sepas que gran parte de lxs vecinxs que se trasladaron han pasado a depender de la ayuda económica de sus familias por no llegarles con la pensión.

Por otra parte y por si esto fuera poco, según la información solicitada al Servicio Territorial de Fomento de la Junta de Castilla y León, el tipo para el cálculo de la renta los 5 primeros años se reduce del 4% al 3%, debido al cobro de la subvención por la promoción de este tipo de viviendas de forma adelantada, es decir, que dentro de 5 años subirán un 33% los precios que paguen en esos momentos. Quizás de esto tampoco sepas, pues a ninguno de lxs vecinxs de las nuevas viviendas se les ha informado.

Sabias que los primeros meses de materializarse el traslado hubo muchos vecinxs con problemas de depresiones, nervios, desorientación…

¿No es acoso que te presenten una propuesta de traslado “voluntario” que te amenaza con un barrio deshabitado si no la aceptas? Recordarte que el dí­a que Caja de Burgos presenta la propuesta, de 175 viviendas habí­a 52 que habí­an dejado sin habitar. Esto unido a la decisión expresada de Caja de Burgos de no habitar tampoco las viviendas de lxs vecinxs que optasen por el traslado hizo que gran parte de lxs vecinxs se vieran condicionadxs por el miedo a aceptar el traslado en contra de su voluntad.

¿No es acoso inmobiliario imponer un traslado a unxs vecinxs que la mayorí­a superan los setenta años y apartarles del lugar donde han vivido gran parte de su vida? Sabí­as que en una consulta por escrito que hicimos lxs vecinxs, antes del traslado, en mayo del año pasado, casi la mayorí­a absoluta opinábamos que el interés de Caja de Burgos al ofrecernos la propuesta de traslado se debí­a a la búsqueda de beneficios económicos y no como expresaban la de mejorar la calidad de vida de lxs vecinxs.
Bueno ahora voy a explicarte de qué se trata el acoso inmobiliario y la violencia que supone al desarrollo de nuestras vidas… Preguntando (te) quizás puedas ver la otra cara de Caja de Burgos.

¿No es acoso inmobiliario dejar de cumplir, los últimos 14 años, con su obligación legal en el mantenimiento y conservación de los inmuebles con el objetivo de buscar su deterioro y así­ poder justificar su operación especulativa?

¿No es acoso inmobiliario el deterioro intencionado de las viviendas de lxs vecinxs que se trasladaron, en su mayorí­a en estado óptimo de habitabilidad, para así­ dejar de ser habitables?

¿No es acoso inmobiliario vivir rodeadxs de 160 viviendas vací­as?

¿No es acoso inmobiliario aprovechar unas obras solicitadas por lxs vecinxs para crear destrozos de forma intencionada en los inmuebles?

¿No es acoso inmobiliario sustentar esta operación inmobiliaria en mentiras? Como ejemplo, las declaraciones de Fernando Arias, que declaró que nuestras viviendas no cumplen con la norma establecida y que no se puede hacer obras de reforma ni rehabilitación. También dijo que “tienen barreras arquitectónicas que no se pueden quitar, ósea, no se pueden poner ascensores”. Pues bien solicitamos al Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento información sobre este asunto y nos confirmó por escrito que nuestros inmuebles “no están fuera de ordenación y que sobre ellos se pueden conceder licencias de consolidación, así­ como los aumentos de volumen que se permitan en el planeamiento vigente”. Asimismo, nos aseguraron que incluso se concederí­a licencia para la instalación de ascensores.

Y para acabar decirte que lo que nunca nos puede proporcionar una vivienda nueva es la calidez del hogar donde llevamos viviendo hace más de 45 años. A nuestra edad el cambio a un lugar ajeno y extraño es un trastorno que puede deteriorarnos mucho. El mayor factor de estabilidad emocional es permanecer en nuestras actuales viviendas. Hay ciertas cuestiones que afectan a nuestra vida que ni el dinero ni una vivienda nueva puede ofrecernos.

6 Comentarios para “Sobre el acoso inmobiliario de Caja de Burgos”

  1. caja

    os aburris, viva caja de burgos, esto va bien más de otros intereses partidistas

  2. cajacirculo jajajaja

    sois unos getas y unos listos no decí­s la verdad, de acoso nada

  3. papamoscas

    jetas es con j palurdo, que es lo que eres tu, un jeta que dice que de acoso nada pero que por supuesto no explica porque y cuando lo hace queda en ridiculo como marcos y sus comentarios en el post anterior, iros a lamer el culo a los ricos que es para lo unico que valeis.

  4. VOZ

    ínimo y a seguir luchando!
    Banqueros , especuladores: sinvergí¼enzas y robapobres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.