Publicado por DV & archivado en Asamblea de Solidaridad Permanente, Burgos.

ApaPayasoSuele ser bueno ser solidario, acordarte de los demás cuando ha ocurrido una desgracia o se necesita tu ayuda es un gesto muy humano. Como dice Richard Stallman: “La diferencia entre una sociedad vivible y otra que no lo sea es el nivel de solidaridad de la sociedad, ese deseo de ayudar al prójimo… Destruir o atacar esos principios es envenenar la savia fundamental que nos distingue de la jungla“ El problema viene cuando lo somos cuando nos apetece, como nuestro Ayuntamiento.

No me molesta que los polí­ticos de turno que hoy se sientan en el Ayuntamiento se solidaricen con las ví­ctimas del atentado de ETA en Calahorra, lo que me indigna es que el Ayuntamiento se acuerde de victimas hoy si y mañana no, que se acuerde de las ví­ctimas de lo que les interesa y a las demás se las tape sin ningún pudor.

Este año se han muerto en accidentes de trabajo en Burgos 7 personas, ha habido 99 accidentes muy graves y un total de 8517. Personas mutiladas, familias desmembradas o obreros minusválidos conforman un panorama desolador para los que se ganan la vida trabajando por cuenta ajena como pueden, esa gente no va a aparecer en la tele ni en boca del alcalde, claro que no.

¿Alguien se acuerda de esos obreros que murieron construyendo el carril bici de Burgos? Al dí­a siguiente de la tragedia empresarios de la construcción y polí­ticos intentaban silenciar las protestas y parones, corrí­an un tupido velo y pasaban página, si no se habla de ello pronto se olvidará y la gente no lo conocerí­a. Tampoco se acordaron ni en el Ayuntamiento ni en los medios públicos de aquella grúa que puso en peligro vidas y viviendas en Capiscol

Señores del Ayuntamiento solidaricense, pero no se vallan hasta Calahorra para hacerlo o por lo menos si lo hacen no olviden a los que mas cerca tienen. Porque de los contrario se les ve el plumero y convierten esta sociedad en una jungla para algunos y en un salón para otros o quizás el problema sean ustedes, los polí­ticos.

Un Comentario para “Un Ayuntamiento solidario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.