Publicado por DV & archivado en Internacional, Represión.

Un grupo misterioso exige dinero según el Estado frances para no destruir los radares de carretera.radar-saboteado.jpg

Se denomina FNAR (Frente Nacional Anti-Radar), ha reivindicado varios ataques llevados a cabo con explosivos en las carreteras francesas, y que de momento se tiene conocimiento de que halla afectado a seis radares automáticos.

Los primeros destrozos se realizaron en el mes de Abril, y el FNAR ya reivindicó dicha actuación, desafiando al Estado y mandandoles un correo electrónicoe l  pasado mes de Octubre, incluyendo una serie de fotos artí­sticas para corroborar sus acciones.

Según informa Michí¨lle Alliot-Marie en una carta remitida a su departamento se exige una cantidad de dinero para acabar con el sabotaje y continur las “tesis anarquí­stas”.

Pero estas no son todas sus reivindicaciones, se pide también que el Gobierno frances rebaje la fiscalidad, y una menor represión cosa que en el Estado frances también esta a la órden del dí­a.

Tanta seguridad que nos venden, realmente los radares valen para algo, o solo son un medio represivo para que el Estado genere más ingresos y por lo tanto mayor riqueza. Alguien se ha preguntado o ha pensado que pasarí­a si las carreteras fueran más anchas, bastante más anchas, y si los arcenes serí­an también de dimensiones considerables, que exista un buen sitio para poder huir, al dar el volantazo, MAYORES ARCENES serí­an una de las soluciones, y así­ la gente no acabarí­a estampanada contra la cuneta.

A ver si cunde el ejemplo aquí­ en este paí­s de cómic, donde nos meten una reforma laboral y ni Dios dice ni pí­o, por si acaso.

2 Comentarios para “Y volaron los radares”

  1. Anónimo

    que duros y que grandes pensadores estos chicos!!
    yo les haria martires de la lucha anti-sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.