Publicado por DV & archivado en Burgos, Especulación.

121Tras los dramaticos sucesos vividos por los habitantes del numero 6 de Plaza Vega, uno de los residentes en este edificio que el Ayuntamiento de Burgos pretende demoler en estos dias, nos ha hecho llegar un escrito donde reflexiona sobre la situacion de acoso inmobiliario a la que se siente sometido.

Lo más grotesco del suceso de plaza de Vega es la desinformación y manipulaciones que circulan por ahí­, sin que sus difusores se hayan molestado en contrastarlos mí­nimamente. Hay ciudadanos que, airadamente, cuestionan los derechos de las ví­ctimas o incluso afirman que ya se nos ha concedido más de lo que merecí­amos.

Es trabajoso contrarrestar estas insidias pero, para todo aquel que anteponga las pruebas documentales a los rumores malintencionados, les diré que nuestro derecho de residencia en la casa de la que nos acaba de desalojar el Ayuntamiento radica en una escritura de propiedad de hace 20 años, cuando adquirimos nuestra casa. Es rotundamente falso que seamos inquilinos, como afirmaba el Ayuntamiento ante el juez.

Y ¿qué se nos ha ofrecido a cambio? Aparte de intimidaciones, amenazas y maltrato, lo que se nos ha ofrecido, y que consta en la documentación del expediente es:

Echarnos de nuestra casa a la calle.
Demolernos nuestra vivienda.
Cobrarnos la demolición  a precio de rescate vikingo (10 veces más).
Y, si algún dí­a se construye algo en el solar liberado, los amigos constructores de Aparicio nos dirán los que les tenemos que pagar.

Es público y notorio que cuando se desaloja a una familia, aunque sea de una precaria chabola, esa Administración tiene el deber de realojo en condiciones adecuadas. Según el Ayuntamiento de Burgos nuestros derechos se reducen a cero:

¿Tenemos derecho a una vivienda temporal?: NO
¿Tenemos derecho un espacio para guardar nuestros muebles y enseres?: NO
¿Tenemos derecho a que se nos sufrague la mudanza?: NO
¿Tenemos derecho a un tiempo razonable para vaciar nuestro hogar de 20 años?: NO
¿Alguien nos garantiza el retorno a la nueva construcción? NO
¿Tenemos derecho a una indemnización? NO.

¿A qué se reducen nuestros derechos? Según consta, todos los derechos de los únicos propietarios privativos de la vivienda que constituye nuestro hogar desde hace 20 años se reducen a un hipotético aprovechamiento del 15%, lo que se traduce en la obligación de pagar ese porcentaje de las facturas que se nos presenten, sean las que sean. Es por tanto previsible que el presupuesto de construcción alcance los cinco millones de euros (o cincuenta, o quinientos…), cuando una valoración pericial judicial ha tasado los costes de reconstrucción en menos de 500.000.

Sin embargo el ayuntamiento de Aparicio sí­ nos concede otros derechos: derecho al máximo acoso y terror, derecho al desalojo inmediato por la policí­a, derecho a abandonar más de la mitad de los muebles en perfecto estado por carecer de sitio donde dejarlos, derecho a buscar una empresa de mudanzas dispuesta al trabajo con carácter de urgencia, derecho a un considerable desembolso por esa mudanza forzada, derecho a tener que buscarnos la vida para no tener que mudarnos bajo un puente…

JOSí‰ ANTONIO SIERRA Y FAMILIA

8 Comentarios para “Lo que nos ofrece Aparicio”

  1. Pipiolo

    Polí­ticos miserables.

    Muy buen texto. Estas cosas no se leen en el diario de Méndez.

  2. Antecesor

    Lo más lamentable, teniendo en cuenta que toda la actuación del Ayuntamiento es lamentable, como ya es habitual, es saber que una vez que se peatonalice el paseo de Atapuerca uno de esos dos carriles ya no va a tener un destino y si, con el tiempo se peatonaliza la zona quizá nos demos cuenta de que hemos perdido un rincón emblemático de la ciudad. Por otra parte y sin dejar de ser lo más importante, se ha puesto en la calle a esta familia de malas maneras, maneras de actuar que no son nuevas ni mucho menos. Eso sí­, ahora que el terreno ya le pertenece al Ayuntamiento ya podrá estar abandonado o en ruina que no importa.

    Si quieren ensanchar calles, ¿por qué no van al G-3 y despejan de una vez los carriles ocupados por los coches?, ¿qué ocurre, que alí­ no se necesita fluidez de tráfico?

    Y más aún, si queremos ensanchar horizontes y vistas de la catedral y el precioso centro histórico que tenemos, ¿por qué no empezamos a prohibir edificar más alto que los edificios históricos y de paso segamos todas las alturas que joden la visibilidad de la Catedral, nuestro edificio más emblemático?, lo digo porque ya puestos…

  3. Peludo

    Una vez mas este ayuntamiento se quito la mascara para dejar ver la carroña que es, esta vez toda una familia, su hogar y sus pertenencias han sido las afectadas, humilladas y abandonadas a su suerte(el estado nos cuida? quien lo dijo?) pero lo mas util una vez hecho el daño, es que esto nos sirva para ver que una union fuerte y solidaria es nuestra unica opcion. Hoy fueron otr@s pero mañana puedes ser tu.

  4. Anónimo

    Dejaos de lloriquear como esclavos y acudid al espiritu de Fago: alcalde cabrón, alcalde muerto

  5. Anónimo

    Bueno, amenazar de muerte es facil por internet, yo creo que lo suyo es que vayas y se lo digas a la cara. Si no te atraves a hacerlo directamente asi tampoco lo hagas mediante los comentarios.

  6. ílvaro

    Yo voy a reproducir aquí­ un fragmento de lo escrito en el artí­culo sobre la visita de los nazis a Burgos ya que en el mismo no se puede comentar:”aparte de la varias agresiones a jóvenes por su forma de pensar o vestir” ¿No es esto lo que hace EXACTAMENTE la Resaca Castellana? ¿Quiere esto decir que RC son nazis, xenófobos etc etc? Vaya, noto cierta hipocresí­a por estos lares, pues cuando RC agrede a burgaleses aquí­ nadie se hace eco.Lamentable.

  7. Anónimo

    En este conflicto todo el mundo agrede, el problema es que lso jovenes de ultraderecha son hechos pasar por jovenes deportitas y que yo sepa es a un miembro de DN al que se esta juzgando en Madrid por asesinato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.