Publicado por DV & archivado en Economí­a, Elecciones, Especulación, Tecnologí­a.

A continuación reproducimos un interesante artículo escrito por la investigadora Gail Tverberg (fuente original, traducido por DV). Pero antes de leerlo, os pedimos que pongáis vuestra pizca de escepticismo, que seáis comedidos al interpretarlo.

Esta página no pretende dar alas al “preparacionismo”, ni al “negacionismo”. El artículo, desde nuestro punto de vista, es sumamente interesante dado que expone muchas de las conclusiones que están empezando a secundar destacados científicos. Este artículo es especial, ya que pone datos sobre la mesa, muchas razones y menos opiniones de lo normal.

El problema energético mundial es mucho peor de lo que nos cuentan

Ningún político quiere contarnos la verdadera historia del final de los combustibles fósiles. La verdadera historia es que ya estamos sin petróleo, sin carbón y sin gas natural debido a que los gastos directos e indirectos de la extracción están llegando a un punto en el que el precio de la comida o de otras necesidades básicas necesitan ser demasiado altas para que el sistema económico funcione. Al mismo tiempo, las energías renovables no son ni de lejos el sustituto para cubrir la cantidad de energía proveniente de los combustibles fósiles.

Está desafortunada historia es esencialmente un problema de física. La energía percápita y, de hecho los recursos percápita, necesitan ser lo suficientemente altos para la población de una economía basada en el crecimiento. Cuando esto no pasa la historia nos ha demostrado que hay una tendencia al colapso.

Gráfico 1. Energía global proveniente de combustibles fósiles percápita. Datos de BP “2022 Statistical Review of World Energy”.

Los políticos no pueden admitir que la economía mundial está cercana al colapso, de la misma forma que lo hicieron otras lejanas civilizaciones. En cambio, necesitan que pensemos que está todo bajo control. Los cambios que se avecinan serán presentados como necesarios (para evitar el cambio climático) o temporales (debidos a las sanciones contra Rusia).

En este artículo trataré de explicar al menos algunos de los problemas relacionados con esto.

Los ciudadanos pueden notar que algo va mal. Parece que la economía va a sufrir una grave recesión en el corto plazo.

Gráfico 2. Índice de confianza del consumidor y valoración de las noticias reportado por la Universidad de Michigan. Encuesta a los consumidores, basada en indicadores preliminares para Agosto del 2022.

La confianza del consumidor es extraordinariamente baja, peor incluso que la que hubo durante la recesión de 2008-2009 de acuerdo con el gráfico (Gráfico 2) visto en la encuesta a los consumidores de la Universidad de Michigan. De acuerdo con su página web, cerca de un 48% de los consumidores culpan a la inflación por erosionar su nivel de vida. El precio de la comida ha crecido significativamente. Durante el pasado año se incrementó el coste de poseer un coche así como el coste de comprar o alquilar una casa.

La situación en Europa es igual de mala o peor. Los ciudadanos están preocupados por la posibilidad de “congelarse en la oscuridad” si este invierno la generación de energía no puede mantenerse a un nivel adecuado. El gas natural, que en gran medida se compraba a Rusia a través de los gaseoductos, ha disminuido y su precio ha aumentado. El carbón también se ha encarecido debido a la caída del Euro respecto al Dólar. El precio del petróleo en euros es tan alto como lo fue entre 2008 y 2012.

Gráfico 3. Inflación del precio del barril Brent en dólares y euros. Gráfico publicado por La Administración de Información Energética de Estados Unidos y publicado en Agosto del 2022.

Muchos otros países fuera de la Eurozona están experimentando bajadas en sus monedas respecto al dólar. Por ejemplo Argentina, Pakistán, Nigeria, Turquía, Japón y Corea del Sur.

China tiene problemas con los constructores de apartamentos. Muchas de las viviendas no pueden ser entregadas a los compradores según lo prometido. Como protesta, los compradores están dejando de pagar sus inacabadas casas. Para empeorar la cosa el precio de los apartamentos está cayendo, dejando pérdidas para los inversores de estos bienes. Todo esto puede poner en serias dificultades al sistema bancario chino.

A pesar de estos problemas, los bancos centrales en EUA, Reino Unido y la Eurozona están subiendo los tipos de interés. EUA también está utilizando la contracción cuantitativa que tiende a subir también los tipos de interés. No es necesario ser muy perspicaz para darse cuenta que con el incremento de la inflación y los tipos de interés se obligará a los consumidores a no gastar tanto, lo que provocará una recesión.

Los políticos no van a hablar sobre los posibles futuros problemas económicos relacionados con la falta del suministro energético.

Los políticos quieren ser reelegidos. Quieren que los ciudadanos piensen que todo está bien. Si hay problemas con el suministro energético, deben disfrazarse de algo temporal. Por ejemplo la guerra de Ucrania. Alternativamente los problemas que surjan se discutirán como si pudiesen solucionarse de manera legal o con algo más de deuda.

Las empresas también quieren minimizar sus problemas. Quieren que los ciudadanos sigan consumiendo sus bienes o servicios sin miedo a ser despedidos. Están interesados en que los medios de comunicación digan que cualquier recesión económica no tendrá demasiada importancia y será temporal.

Las universidades quieren que los problemas tengan solución, para poder ofrecer a sus estudiantes la oportunidad de tener buenos trabajos. Un problema sin solución no ayuda a su negocio para nada.

Lo que está mal es un problema de física. Nuestra economía requiere de energía. Energía del tipo y la cantidad correcta.

La economía mundial es algo que crece rompiendo la disipación de la energía. Ejemplos de la disipación de la energía son la digestión de alimentos para dar energía a los humanos, la quema de combustibles fósiles y el uso de electricidad para encender una bombilla. Un aumento del consumo mundial de energía está muy interrelacionado con el crecimiento de la economía mundial. La caída del consumo de energía está asociada con la contracción económica.

Gráfico 4. Correlación entre el Producto Interior Bruto (GDP) con la Paridad del poder adquisitivo y el consumo mundial de energía. El valor de producto interior bruto está recogido del Banco Mundial desde 1990 a el 25 de Julio del 2021. El consumo mundial de energía está recogido del informe “Statistical Review of World Energy” por BP en 2022.

En términos físicos. La economía global es una estructura que disipa, como todas las plantas, animales y ecosistemas hacen. Todas las estructuras que disipan tienen una esperanza de vida finita, incluida la economía mundial.

Este descubrimiento es bien conocido por académicos acostumbrados a vivir en su mundo ideal. Lo que no se espera es que los economistas entiendan la física y como está afecta a la economía. Para ser justos, el descubrimiento que evidenció que la economía es una estructura que disipa energía no ocurrió hasta 1996. Se necesita mucho tiempo para que estos hallazgos transciendan de un campo a otro. De todas formas, soy una de un número muy pequeño de personas en el mundo hablando sobre este problema.

Además no se espera que los investigadores económicos estudien la historia sobre otras civilizaciones, más pequeñas y concretas que colapsaron en el pasado. Generalmente la población de estas civilizaciones aumentó al mismo tiempo que sus recursos se degradaban. El uso de la tecnología, como los diques para redirigir cauces fluviales, puede que ayudase por un tiempo, pero esto no era suficiente. La combinación del agotamiento de los recursos y el aumento de la población dejó a estas civilizaciones poco margen para hacer frente a los malos tiempos. En muchos casos estas civilizaciones terminaron colapsando por una invasión militar o un cambio climático que condujo a malas cosechas.

Mucha gente está confundida por malentendidos comunes relacionados con cómo la economía realmente funciona.

[a] Los modelos económicos pueden seguir creciendo sin un aumento de la energía

Cuando los sistemas económicos están soportados por mano de obra y capital el suministro de energía no parece ser necesario en absoluto.

[b] La gente entiende que la legislación que limita los alquileres detiene la construcción de nuevos pisos, pero no hacen la misma conexión con las medidas adoptadas para mantener bajos los precios de los combustibles.

Si se hacen esfuerzos para reducir los precios de los combustibles (como por ejemplo aumentar la tasa de interés y añadir a la oferta petróleo procedente de las reservas de los EUA), esperaremos que la extracción se vea afectada negativamente. Este artículo dice que Arabia Saudí no parece estar utilizando sus grandes ganancias para reinvertirlas al nivel que parecía necesario hace unos años. Esto parece indicar que Arabia Saudí necesita precios un poco más caros de los 100 dólares por barril para extraer los recursos restantes del país. Además esto puede contradecir la reservas que dice tener el país, ya que teoría son tomadas en referencia a los precios actuales.

Reuters informó que Venezuela no cumplirá su promesa de mandar más petróleo a Europa en virtud del acuerdo petróleo por deuda. Lo que Venezuela quiere son productos petroleros, ya que el país carece de la posibilidad de hacerlo por sus propios medios. Se necesita un gran incremento de los precios para que Venezuela pueda invertir en infraestructuras de refinado. Venezuela ha anunciado que tiene las mayores reservas mundiales de petróleo (303,8 mil millones de barriles), incluso más grandes que las de Arabia Saudí, que ha reportado 297,5 mil millones de barriles, pero ningún país va a aumentar la oferta.

De la misma forma, hay reportes de empresas que realizan fraking en los EUA que no están invirtiendo en mantener el crecimiento de la producción, a pesar de que los precios son lo suficientemente altos. Simplemente hay demasiados problemas. El coste de nuevas prospecciones es muy alto fuera de las zonas ya explotadas. Además no hay garantía de que el precio siga estando alto. También hay problemas con la cadena de suministro. Por ejemplo si se podrá contar con tuberías de perforación de acero y arenas adecuadas cuando se necesiten.

[c] La información nos da a entender que quedan pendientes enormes cantidades de combustibles fósiles esperando a ser extraídos. Si asumimos que la tecnología del futuro será mejor, será sencillo pensar que aún quedan combustibles fósiles para cientos de años.

Por la forma en la que funciona la economía, el límite de extracción es en realidad un problema de coste. Si el coste de la extracción se incrementa mucho, la producción parará debido a la demanda (en cuanto a cuanta gente podrá permitírselo) caerá muy baja. La gente tratará de recortar en gasto innecesario, como viajes, en vacaciones o comidas en restaurantes, bajando la demanda de combustibles fósiles.

[d] Como funciona la demanda no está bien entendido. Habitualmente investigadores y la opinión pública asumen que la demanda de energía será siempre alta.

Algo sorprendente es que la gran demanda de energía proviene de necesidades alimenticias, agua y servicios básicos como colegios, carreteras y autobuses. Los pobres requieren estas cosas, al igual que los ricos. Hay, literalmente, mil millones de gente pobre en el mundo. Si los salarios de la gente pobre son demasiado bajos en comparación con los salarios de los ricos el sistema no puede funcionar. Los pobres se verán obligados a gastar todo en comida, agua y casa. Como resultado, les quedará poco dinero para pagar impuestos que financien los servicios básicos de los gobiernos. Sin el consumo de los pobres, los precios de las materias primas tienden a caer y desalientan la inversión.

La mayoría del consumo de hidrocarburos es comercial e industrial. Por ejemplo, el gas natural es usado frecuentemente en hacer fertilizante de nitrógeno. Si el precio del gas natural es alto, el precio del fertilizante se incrementará más de lo que los agricultores pagarán por el. Los agricultores dejarán de usar fertilizantes y reducirán sus cosechas. El coste de los agricultores será más bajo, pero bajará también su producción. Lo que probablemente hará que los precios de los alimentos suban. Esta no suele ser una conexión que los modelos económicos tienen.

Los cierres de 2020 demuestran que los gobiernos pueden aumentar la demanda (y los precios) de los productos energéticos subvencionado la compra. Ya hemos visto que esto parece producir inflación en vez de mayor producción de energía. Además países sin recursos energéticos pueden ver como sus monedas de deprecian frente al dólar.

[e] No es cierto que algún tipo de energía pueda ser sustituida por otra tipo de energía.

En el estudio energético, como el cálculo de la “Tasa de retorno energético”, una suposición muy común es que una energía puede ser sustituida por otra. Esto no es cierto, a menos que la persona tenga en cuenta todos los detalles del cambio, y la energía necesaria para hacer posible el cambio.

Por ejemplo, la electricidad intermitente, por ejemplo la generada por los molinos de viento o los paneles solares no son sustitutos de la generación de electricidad continua. Debido a que la generación de electricidad intermitente no siempre está disponible cuando la gente la necesita. Algunas de estas intermitencias tienen periodos muy largos. Por ejemplo, la energía eólica puede estar un mes sin generar nada. En el caso de la energía solar el problema es almacenar la suficiente en verano para poder usarla en el invierno. Algún ingenuo podría pensar que añadir unas horas de capacidad con baterías puede solucionar el problema, pero la verdad es que es muy poco adecuado.

Para que las personas no se congelen en invierno, se necesitan soluciones a más largo plazo. Una solución es cubrir las ausencias con energía fósil. El problema aquí es que se necesita una infraestructura, con personal cualificado y almacenaje adecuado. Un sistema doble completo en lugar de un único sistema.

Dados los problemas de intermitencia, las fuentes de electricidad fotovoltaica y la eólica sólo son capaces de sustituir a los combustibles (carbón, gas natural, uranio) que operan en el actual sistema. Muchas publicaciones habitualmente hablan sobre el coste de las intermitencias en “paridad de red”, cuando el costo de la red es inferior o igual al precio de compra. Pero esto es mezclar peras con manzanas. La comparación de costos debe de ser en comparación con el precio medio del combustible para las plantas que producen electricidad, en ligar de los precios de la electricidad.

Otra concepto muy popular es la idea de que la electricidad se puede ser sustituta de combustibles líquidos. Por ejemplo, en teoría, toda la maquinaria agrícola puede ser rediseñada y adaptarse para basarse en electricidad en vez de funcionar con diésel. El asunto es que sería necesario construir una enorme cantidad de baterías y desechar las viejas máquinas. Necesitaríamos un sistema de comercio internacional que funcionase extraordinariamente, encontrar todas las materias primas. Además es probable que no haya materias primas para que este sistema funcione.

[f] Hay una gran confusión sobre los precios del petróleo y otras energías cuando se alcanzan los límites energéticos.

Este tema está muy relacionado con [4][d], respecto a como funciona la demanda de la energía. Una suposición común entre los analistas es que “por supuesto” los precios del petróleo se dispararán a medida que se acerquen a los límites. Esta suposición está basada en la curva de oferta y demanda típica de los economistas.

Gráfico 5. Típica curva de la oferta y la demanda de Wikipedia. El precio (p) de un producto es determinado por el balance entre la producción (oferta s) y el número de compradores (demanda d).
El gráfico hace un incremento de la demanda de D1 a D2, lo que termina resultando en un aumento del precio ? y la cantidad vendida (Q) del producto.

El problema es que la disponibilidad de los productos energéticos afecta a la demanda a la vez que a la oferta. Los trabajos bien remunerados sólo estarán disponibles con energía barata que pueda ser sustituida por mano de obra. Por ejemplo, los cirujanos que realizan cirugía con robots requieren, como mínimo, una fuerte estable de electricidad para cada operación. Además, el equipo que usan se fabrica usando combustibles fósiles. Los cirujanos también requieren anestésicos que requieren combustibles fósiles. Sin los sofisticados equipos de hoy en día, los cirujanos no podrían cobrar por sus servicios.

Por lo tanto, no es obvio saber qué caerá antes, si la oferta o la demanda si el suministro energético llega al límite. Sabemos que el Apocalipsis 18:11-13 en la biblia proporciona una lista de bienes, incluidos los esclavos, que sus precios bajaron en el momento de colapsar Babilonia. Esto sugiere que al menos al principio de los colapsos, el problema fue la pequeña demanda (y los bajos precios), en vez de un oferta baja de las fuentes de energía.

La agencia internacional de la energía y los políticos están recomendando una transición a el uso de energía solar y de viento tratando de prevenir el cambio climático desde hace bastantes años. Esto parece tener la aprobación de aquellos preocupados por el consumo excesivo de hidrocarburos que provocan el cambio climático como los preocupados por la escasez de los mismos que provocará un colapso económico.

En el gráfico 6 se muestra la estimación de cómo sería la disminución del suministro de energía si se siguiese el cambio a las energías renovables propuesto por la clase política.

Gráfico 6. Estimación por Gail Tverberg sobre el consumo de energía mundial desde 1820 a 2050. Cantidades para los primeros años basadas en las estimaciones del libro de “Energy Transitions: History, Requirements and Prospects” de Vavlav Smil y el informe de BP “Statistical Review of World Energy for the years 1965 a 2020”. El consumo de energía para 2020 se estima sea un 5% menor que para 2019. La energía para los años posteriores a 2020 se asume que caerá 6,6% por año, de tal forma que para 2050 sólo tengamos energía renovable.

Si una persona logra entender la conexión entre consumo de energía y la economía, como que un descenso rápido del suministro energético puede llevar a algo parecido a un colapso económico. La meta de los políticos parece ser que los ciudadanos no entiendan lo terrible que es la situación al contarnos la historia de la disminución del consumo energético como algo que los políticos y economistas han elegido hacer para prevenir el cambio climático y por el bien de las nuevas generaciones.

Los ricos y los poderosos pueden ver este cambio como algo bueno si pueden aprovecharse de ello. Cuando no haya energía suficiente y la situación derive a un aumento de las desigualdades sociales. Las personas ricas ven esto como algo bueno: Tal vez puedan beneficiarse de ello. Por ejemplo, Bill Gates se ha hecho con alrededor de 270.000 acres (aproximadamente 110.00 hectáreas) de cultivo en EUA, incluidas sus nuevas adquisiciones en Dacota del Norte.

Es más, los políticos han visto que pueden tener más control sobre las poblaciones si pueden dirigir a las poblaciones por el camino de un menor consumo de energía. Por ejemplo, el saldo de las cuentas bancarias puede verse influenciado por algún tipo de medida social. Los políticos explicarán que esto es por el bien de la gente para prevenir que indeseables utilicen demasiados recursos.

Una forma de reducir de forma drástica el consumo de energía es ordenar cierres, supuestamente para evitar la propagación del Covid-19, como ha hecho China recientemente. Estos cierres pueden defenderse como necesarios para detener la propagación de enfermedades. Pero estos cierres también pueden ayudar a ocultar otros problemas, como no tener suficientes combustibles para evitar apagones continuos de electricidad.

Estamos viviendo una época inusual, con un problema energético que se nos oculta.

Los políticos no le pueden contar al mundo el gran problema energético que tenemos. El problema energético del próximo periodo se conoce desde 1956 (M. King Hubbert) y desde 1957 (Hyman Rickover). Este problema se confirmó con el desarrollo del modelo para el libro «The Limits to Growth» publicado en 1972 por Donella Meadowns y otros.

Todos los políticos de alto nivel han sido informados sobre el problema del suministro energético, pero no pueden hablar de ello. En cambio, ellos han elegido hablar de que pasaría si la economía funcionase sin límites y de lo malo que sería.

Los militares son muy conscientes del hecho de la falta de suministros energéticos para todos. Esto significa que el mundo estará en una situación de competitividad por ver quién recibe más. Esto es un escenario de guerra, no debería sorprendernos si nuestras comunicaciones son cuidadosamente controladas. Los argumentos que escucharemos alto y claro serán lo que que los gobiernos y las personas influyentes quieran que escuchemos.

Por Gail Tverberg.

3 Comentarios para “El problema energético mundial es mucho peor de lo que nos cuentan”

  1. Doña Urraca

    Abordar la cuestión energética al margen de las dinámicas que rigen el modo de producción -para qué se produce y cómo se produce- y los antagonismos de clase en su seno, es una receta para la confusión en cualquier campo de estudio; por muchas gráficas y por muchas denuncias de los «ricos y poderosos» que nos pongan delante los «expertos».
    La izquierda magufa, conspiracionista y populista anti-«ricos y poderosos» naturalmente confluyente con la derecha magufa, conspiracionista y populista anti-«ricos y poderosos»; la actitud de ambas con respecto a la pandemia covid es un aperitivo de una confluencia prometedora.

  2. Manamana

    Doña Urraca, no sé que cojones pinta aquí la izquierda o la derecha, que por cierto ambos regimenes pueden ser igual de inconscientes en cuando a crecimiento desmesurado. De lo que se habla es de barreras físicas y de las consecuencias en nuestro mundo cuando se alcancen. Para ser honestos el articulo no es de los duros, hay visiones mucho más jodidas para nuestro futuro: https://medium.com/a-balanced-transition/humanity-vs-the-second-law-of-thermodynamics-959c54e291e1 ¿nos seguiremos tapando los ojos mientras vamos de culo y sin frenos? xD

  3. Perico

    Doña urraca, gracias por ilustrarnos con tu verborrea académico-marxista. Que haríamos los demás sin ti. Estamos esperándote ansiosos para que nos lideres y nos guíes. tu que todo lo sabes y los demás somos tontos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.